Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
14 octubre 2012 7 14 /10 /octubre /2012 18:25

Bisexuala, Bisexualas

Y no me equivoqué al escribir el título, bisexualas, ésta no es una palabra común o que se escuche de manera bi-copia-1.jpghabitual, no se nombra en las siglas LGBT que nos sirven para nombrar a la comunidad, con todas sus T y la Q que luego se cuela, y a mí no se me hubiera ocurrido escribirla o decirla jamás si no hubiera sido por necesidad.

Esto una necesidad práctica, feminista, política, y de activismo bisexual-lésbico, todas a la vez y por separado.

Es una necesidad de logística porque hace unos años iniciamos un grupo para “Mujeres Lesbianas Y Bisexuales”, y quiero que vean que el título dice mujeres, pero sin importar esto, infinidad de hombres llamaron para apuntarse al grupo.

Al ser cuestionados por su acción, ¿Por qué llamas si el anuncio dice mujeres? Muchos contestaron: como dice bisexuales y yo soy bisexual…

Así que me pareció que decir bisexuala sería la única forma de hacerles entender a todos esos hombres, que no estaban siendo nombrados ni convocados a las reuniones o talleres,  en ese momento me di cuenta que decir bisexual, no es suficiente para hacer entender a otras personas que se habla de una mujer, que gusta sexo-afectivamente de mujeres, y  además de que en realidad, no nombra las experiencia de ser una mujer bisexuala.

Al substituir, bisexuales a bisexualas, efectivamente disminuyeron las llamadas de hombres haciéndose pasar por bisexuales, para ser incluidos en un grupo de mujeres, de tal manera que la necesidad de la inclusión de la palabra en mi vocabulario, quedó justificada pues me fue útil.

Pero solo disminuyeron, no desaparecieron, y es ahí donde digo que la necesidad de esta palabra, es una cuestión feminista, esto es porque los hombres seguían llamando sin la careta de la bisexualidad, para pedir, solicitar y/o conseguir tener sexo con una mujer lesbiana o bisexuala y que además no solo tuviera sexo con el, también con su esposa, pareja, novia etc.  

Incluso en una reunión apareció una mujer que después de una hora, comentó que su esposo la esperaba en la esquina, esperando a que ella consiguiera convencer a un mujer de la reunión y tener un trio con ella, con lágrimas amargas nos comentó que ya había tenido que tener actividad sexual con una mujer, solo para complacer a su marido, y que en realidad a ella le había desagradado bastante, siendo esa tarde la primera vez que decía en voz alta lo que realmente sentía.

Es evidente que la sexualidad de nosotras las mujeres y nuestros cuerpos, siguen siendo conceptualizados y manejados por los hombres a su gusto y solo para su placer por lo menos en el imaginario colectivo, y el hecho de ver, oír o escuchar la palabra lesbiana unida a la palabra bisexual o mujer bisexual, para muchos de ellos es sinónimo de placer para sí mismos, vislumbrando un grupo de mujeres para complacerles.

De ahí la necesidad de hacer válidas y unir las propuestas feministas a la búsqueda de la autonomía y respeto al cuerpo de las bisexualas, ya que a veces los términos o conceptos de: respeto al cuerpo de las mujeres y libertad sexual para las mujeres, no nombra específicamente a las bisexualas y su problemática específica.

Me refiero a que no es lo mismo hablar de bisexualidad masculina, que más bien trae a la mente de los hombres y mujeres machistas cosas que se pueden rescatar de los chistes homofóbicos. Pero ¿cuantos chistes y personajes están basados en la ridiculización de lesbianas o mujeres bisexuales?, pocos, muy pocos, eso es porque hablar de bisexualidad femenina, rescata otros arquetipos machistas, que llevan una y otra vez al placer masculino, el cuerpo y sexualidad femenina puestos al servicio de los hombres, por ello nuevamente justifico la necesidad de la palabra bisexualidad.jpgBISEXUALA, para el trabajo feminista.

Me refiero al trabajo feminista que busca el respeto al cuerpo de las mujeres, dejar de ser objetos de colección, dejando de lado esto de ser muñecas para el placer y beneplácito de los hombres, teniendo las mujeres que someterse por las buenas o por violación a sus deseos.

Pero hay más en esto porque incluso mujeres hablaron muy entusiasmadas para conseguir un trio con mujeres lesbianas o bisexuales y su esposo, es como si las mujeres también creyeran que el cuerpo de las mujeres lesbianas y bisexualas existen para su placer como si las mujeres les y bi fueran material público para satisfacer sus necesidades y sin pagar.

El machismo habla de que las mujeres son subordinadas y existen para su servicio en todos lo sentidos, pero el hecho de que sean mujeres las que tomen esa actitud, es una situación de trabajo activista bisexual, es decir la gente cree que las bisexualas son menos que el común de las personas, y por ello las mismas mujeres actúan como si las bisexualas fueran mujeres degradadas, que debieran responder a los deseos de ellas, por ser heterosexuales o por lo menso por estar casadas y porque están respaldadas por el deseo de su esposo.

Esta idea de las personas bisexuales como personas de segunda, que son objetos sexuales o depredadoras sexuales, debiera ser modificada en el consciente e inconsciente colectivo, para vivir sin prejuicios, quitar estas etiquetas y como bisexual ser tratada como simple y llana mortal, tendremos que trabajar tanto al interior de nosotras como al exterior, con la comunidad LGBT y la sociedad en genera para transformar estos conceptos.

Este punto que toca el respeto, la aceptación y quitar etiquetas es importante para hablar de la palabra bisexuala, ya que al interior de la comunidad LGBT se discrimina y denigra a las personas bisexuales, incluso activistas lesbianas han comentado que las bisexualas tienen derecho a estar en las discusiones pero no a votar.

En general se ve a las mujeres bisexualas en un lado y a las lesbianas en otro, pero ambas se relacionan sexo afectivamente con mujeres, y hacer a un lado a las mujeres bisexualas me parece prejuicioso, porque pone de manifiesto que se cree que las bisexualas tienen sexo al mismo tiempo con hombres y con mujeres en bacanales o engañando mujeres, dando por hecho que no pueden ser fieles,  invisibilizando las experiencias de bisexualas que se comprometen con mujeres en relaciones monógamas y que renuncian a su posibilidad de relacionarse con hombres.

Esta invisibilización puede deberse a varias cosas, una de ellas a que las bisexualas no nos atrevemos a decir que lo somos porque da miedo el rechazo, el doble rechazo, por parte de la sociedad heterosexual y de la comunidad LGBT, incluso a veces pareciera más limpio, claro, celestial, ser lesbiana a ser bisexuala, como morirse de un infarto fuera más chic que morirse de VIH, como si no fuera lo mismo, la muerte, como si ser lesbiana o bisexuala no fuera lo mismo: disidencia sexual y relacionarse sexo afectivamente mujeres con mujeres.

Lo vuelvo a repetir, bisexualas que viven de manera comprometida con una mujer en una relación monógama, renunciando a su posibilidad de relacionarse con otras personas, he cambiado la palabra hombres por personas, ya que desde mi perspectiva, no importa con quien esté la otra persona, mi pareja, mi novia, mi amanta, ella no está conmigo, ¿que importa si es con un hombre o con una mujer?

Si me ha engañado, dolerá lo mismo si se va con una mujer que con un hombre, el dolor de la pérdida es la misma, he escuchado mil veces el argumento de que si se fuera con una mujer y no con un hombre sería mejor, porque con una mujer puedes competir pero con un hombre no, porque no pueden darle lo que le tiene, pero también mil veces he escuchado que si la novia se va con un hombre ella, la abandonada tienen ventaja, porque tiene algo que darle que le otro no tiene.

bisexualidad1.jpgEn general la novia fugitiva se ha ido con alguien más porque esta persona hombre o mujer, le da algo que nosotras no podemos darle, que importa si es con un hombre o una mujer?, si el engaño, el cambio de opinión, la ruptura es por un  hombre o mujer no tiene relevancia, lo que importa es que ella se ha ido.

Por otro lado no existe un detector de lesbianas o de bisexualas, y después de mucho tiempo de estar con una mujer o en una relación lésbica, deja de ser necesario nombrar la bisexualidad, porque todo lo que se vive, las experiencias buenas y malas, nacen de esta relación lésbica y no de la bisexualidad, y si no lo nombras, si no lo vives, entonces es como si no existiera, además de venir bien no tener que pasar por las miradas descalificadoras por parte de las lesbianas puristas.

Puristas, ¿cómo se puede ser purista siendo perseguido y parte de las minorías segregadas?, pues si, así es, las puristas las que se creen las buenas, las privilegiadas, el pueblo elegido, ellas pululan, hasta que se nombre la experiencia bisexuala y nos nombremos tomando nuestro lugar y colocando a las purista donde pertenecen, solo en un sector de la población de disidencia sexo genérica.

Hagan su propio movimiento dijeron muchas lesbianas puristas, y acá estoy haciendo mi propio movimiento e invitándote ha unirte a él, orgullosamente bisexuala, feminista, disidente, por ejercer tu lesbianismo, no desde la bisexualidad que revuelve a hombres y mujeres como si fuera la misma experiencia, desde la experiencia bisexual femenina, que puede y debe unirse a la fuerza feminista y a l movimiento lésbico, con potencia y orgullo.

Si has leído hasta aquí, tal vez lo que escribí te pareció interesante, útil, de beneficio para ti o alguien que conoces.

Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, o trabajo remunerado.

Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202, 59923182 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.

Gracias

Elena Vega

 

Repost 0
3 agosto 2012 5 03 /08 /agosto /2012 09:33

Historia del lesbianismo

220px-Sir_Edward_John_Poynter_lesbia_and_her_sparrow.jpgDesde mi visión hablar de la historia del lesbianismo es intentar revisar como ha conceptualizado la sociedad de diferentes momentos históricos las relaciones sexo-afectivas entre mujeres.

Yo no dudo por un instante que desde que las mujeres son mujeres, desde el inicio de la historia de la humanidad e incluso antes, existieron mujeres que se sentían atraída por otras mujeres, decir que no es así es como decir que ser o no homosexual es una cuestión de moda, cultura, que nos viene de otro lugar que no es lo natural, el cuerpo, el deseo y por el momento creo que la capacidad de amar a alguien de tu mismo sexo, no se construye desde la cultura o las ideas, viene de las emociones, las necesidades afectivas, y el deseo.

Un concepto podemos rebatirlo, de construirlo, modificarlo y recortarlo, los sentimientos, el deseo, no, podemos domesticarlo pero no cambiarlo.

Pero es verdad que la forma en la que se vive el ser lesbiana y el concepto que se tiene incluso la construcción del concepto, ha sido variada de una época a otra, en esta época  definiré Lesbiana, como:

Aquella persona que se vive como mujer y que puede establecer relaciones amorosas, sexuales, eróticas y/o de deseo, con otra mujer o persona que se viva como tal.

En Wikipedia se habla de “la identidad lésbica”, explicando que ésta fue concebida como tal más tarde que la masculina, ya que, desde la antigüedad las mujeres han sido concebidas como personas que existen para el otro, para servir a los hijos, a los hombres a su esposo, por muchos siglos, no tuvieron autorización para nombrar, investigar, escribir, y las cosas que les importaban o requerían eran excluidas, invisibilizadas, negadas, todo esto sustentado por la cultura, la religión, la moral, las creencias y en general por el miedo. Lo cual retrasó el desarrollo subcultural lésbico.

Es hasta el nacimiento del feminismo el siglo antepasado, que las mujeres han empezado ha reconocerse como sujetas al poder, a la palabra, al ejercicio de sus derechos y entre ellos su sexualidad. La falta histórica de espacios para publicar, archivar y centralizar documentos dificulta sobremanera el registro de su historia, volviéndolo una tradición oral que se pierde en el olvido por la falta de conexión de unas generaciones con otras; siempre parece que las lesbianas más jóvenes crean un nuevo espacio, inventan nuevos mundos antes desconocidos, empiezan de cero cuando en realidad antes muchas otras mujeres lesbianas han transitado por esos mismos caminos.

Hemos de ser conscientes que negar, ocultar y silenciar es una forma de control, por ello hay que recuperar el pasado para entender el presente y recuperar la existencia.

Según la filósofa americana Judith Butler, la exclusión opera mediante la creación de un dominio de sujetos desautorizados, presujetos, de poblaciones borradas del panorama visual; y las lesbianas han ocupado ese dominio de sujetas borradas de lo posible de imaginar.

Esta plática tiene entonces dos objetivos

1.- constatar a través de hechos históricos que la sexualidad ha sido la misma desde siempre y solo ha cambiado la idea, la concepción, la forma en la que juzgamos y tratamos y que estos conceptos cambian con el tiempo y son modificables de construibles y que nosotros podemos hacer ese cambio.

2.- Dejar de silenciar, ocultar, invisibilizar, para dejar de ser controladas y recuperar el pasado para entender el presente y recuperar la existencia.

Porque bajo  nuestra organización social, nos llega como herencia el concepto de que las mujeres no son importantes, que solo existen a través del otro, y que el sexo solo es con penetración, erección y eyaculación, entonces las mujeres no pueden tener sexo sin un hombre.

Y lo que ellas quieran en cuanto a su sexualidad no importa, lo que importa es que el otro goce, y éste lo único que entiende es que si él goza la otra debe gozar también, si existe una erección, una penetración y eyaculación, es más que suficiente erotismo.

Visto así, es difícil que las mujeres tengan goce con una mujer y por ello se desdibujó le concepto de lesbiana por siglos es decir el poco conocimiento público sobre el lesbianismo se da en la errónea concepción social del mismo.

Además se tiene la idea generalizada de que la relación sexual entre mujeres debe estar definida por actitudes femeninas y masculinas, en muchas épocas existió el travestismo femenino y solo era concebida la relación homosexual de mujeres si una de ellas era el “hombre” y la otra  la “mujer”, esta idea todavía nos llega en la actualidad y niega la experiencia femenina de goce y su sexualidad sin la presencia de un hombre aunque sea falso.

Nuestra sociedad está, fuertemente influida por el catolicismo más férreo y la preponderancia del hombre sobre la mujer, en nuestros países no solo se ha perseguido históricamente el lesbianismo (y la homosexualidad en general), sino que se ha intentado negar su existencia como inclinación u opción sexual posible.

En la actualidad estamos creando nuevos conceptos que nombren nuestras experiencias y se acomoden mejor a nosotras, gracias a la diosa por que no me gustaría cambiar de género.

Pero no siempre fue así, existieron culturas y épocas donde las mujeres tenían roles diferente, no de emancipación, de igualdad o equidad con los hombres, pero si diferentes, veremos otras experiencias y los vestigios históricos de éstas culturas

v  Prehistoria, el Paleolítico.

Se halló un grabado en una placa de piedra de la cueva francesa de La Marche que muestra lo que parece una mujer dedicada a hacerle un cunnilingus (sexo oral) a otra. En otra piedra caliza del abrigo rupestre de Laussel, en Dordoña, alguien talló hace unos 27.000 años a dos mujeres con las piernas entrelazadas, en la postura conocida como la tijera. Y en Gonnersdorf, un yacimiento alemán en la orilla del Rin, decenas de placas muestran parejas de mujeres. Una de ellas, de 12.000 años y bautizada las bailarinas, muestra dos hembras frotando sus pechos en actitud cariñosa. Y también hay un coito anal entre dos hombres en La Marche.

Sin embargo, el estudio de la prehistoria está sometido a un dogma desde el siglo XIX: la sexualidad de los mal llamados hombres y mujeres de las cavernas sólo estaba orientada a la reproducción. El lesbianismo y la homosexualidad masculina son tabú. El estudio de la prehistoria ha sido, en cierto modo, homófobo. "Apenas hay estudios y en los congresos no se habla de la sexualidad en el Paleolítico. Pero los primeros Homo sapiens que llegaron a Europa eran anatómic1280863495855lesbos-paleodn.jpga y cerebralmente iguales a nosotros, les gustaba lo mismo", explica Marcos García Díez, coordinador de las cuevas prehistóricas de Cantabria para el Gobierno autonómico y uno de los comisarios de la exposición.

v  Oriente medio (Mesopotamia)

Según la mayoría de los historiadores, el primer texto poético del que se tiene constancia fue creado por una mujer llamada Enheduanna, hija del rey Sargón I de Acadia. Esta princesa y sacerdotisa, nacida alrededor del año 2300 a.C., componía cantos en honor de Inanna, diosa del amor y la guerra. La historiadora Judy Grahn, investigadora de la cultura homosexual, hace una lectura lésbica de los himnos de la princesa Enheduanna. Y se basa en la sensual exaltación de la belleza que hace en sus cantos acerca de la diosa Inanna, a la que incluso se refería como "esposa".

En el código de Hammurabi (creado en el año 1760 a. C., es uno de los conjuntos de leyes más antiguos que se han encontrado creado en Mesopotamia) existen datos que comprueban la presencia de mujeres con inclinaciones lésbicas. Se reconoce un tipo aparte de mujer llamada salzikrum, palabra que significa "hija hombre". Poseía muchos más derechos hereditarios que mujeres comunes y, tal como una sacerdotisa, podía heredar gran parte de los bienes paternales, mientras que una mujer común no podía hacerlo. Esto podía ofrecer la posibilidad de que ella pudiese comenzar una familia con una o varias esposas.

v  India antigua

La traducción íntegra y moderna del clásico texto indio del Kama Sutra24 se refiere sin ambigüedad o hipocresía a todos los aspectos de la vida sexual incluido el matrimonio, el adulterio, la prostitución, sexo en grupo, sadomasoquismo, homosexualidad masculina y femenina, y travestismo. El texto traza un fascinante relato de una India, cuya apertura a la sexualidad dio lugar a un alto nivel de desarrollo en la expresión erótica.

en el "Valmiki Ramayana", Hanuman dice haber visto a mujeres besarse y abrazar a otras mujeres que habían sido besadas y abrazadas por Ravana.

En el "Padma Purana" se cuenta la historia de un rey que muere antes de que pueda dar a sus dos reinas una poción mágica que las puede dejar embarazadas. Desesperadas por tener un hijo, las viudas beben la poción, y hacen el amor (una en el rol del hombre y la otra en el de la mujer) y conciben a un niño. Desafortunadamente cuando nace el niño, no tiene huesos ni cerebro. (Según una antigua creencia, la madre aporta la sangre al feto, mientras el padre aporta los huesos y el cerebro).

En el "Mahabharata", Drupada hace crecer a su hija Shikhandini como hombre e intenta conseguirle una esposa. Cuando la esposa descubre la verdad en la noche de bodas, se destapa el asunto y el padre amenaza con destruir todo el reino de Drupada. La oportuna intervención de Yaksha salva la situación. Deja que Shikhandini se convierta por una noche en hombre y cumpla con su deber matiral.

Estos apaños folclóricos permiten que mujeres tengan sexo con mujeres y hombres con hombres en términos heterosexuales. Uno puede interpretar estos cuentos como espejo de una represión social y cultural ante fantasías homosexuales.

v  Grecia

boyeras.jpgPero las referencias escritas explicitas más antiguas de amor entre mujeres datan de la Grecia antigua. Safo (el epónimo* de "safismo" * nombre derivado de una persona), originaria de la isla de Lesbos, representa uno de los principales iconos lésbicos de la historia. Compuso poemas en los cuales expresaba su atracción sexual hacia otras mujeres.

Safo pertenecía a una familia de la clase aristocrática griega y, como tal, a una sociedad llamada thiasos, presuntamente dedicada a preparar a las vírgenes para el matrimonio. Sin embargo, Safo acaba formando lo que llamó la Casa de las servidoras de las Musas, donde enseñaba a las muchachas allí confinadas distintas habilidades, como recitar y cantar poesías, fabricar coronas de flores, el arte de danzar, entre otras que se consideraban precisas para su educación. De ese modo, Safo descubrió su tendencia a enamorarse de sus alumnas, con bastantes de las cuales mantuvo relaciones íntimas, creando lo que podríamos llamar la primera colonia lésbica conocida.

Se supone la existencia de nueve libros de poemas, autoría de Safo, pero tan solo se conservaron unos 650 versos, en los que habla de su atracción por las jóvenes muchachas que tenía a su cargo. Considerada por Platón como “la décima musa”, su obra más célebre es la Oda a Afrodita.

Safo estaba casada y tenía una hija, ya que en aquella época tanto en Grecia como en Roma existía la posibilidad total de compaginar relaciones heterosexuales y lésbicas, sin que ello fuera motivo de escándalo o censura. La importancia de la obra y los intereses personales de la poetisa han sido tales que el término safismo se ha convertido en sinónimo de lesbianismo desde la época victoriana.

En la antigua Roma y en Grecia el lesbianismo era aceptado con normalidad. En Roma, por ejemplo, existían baños públicos para mujeres que, a pesar de estar casadas, deseaban mantener contactos sexuales con otras mujeres. Estos baños contaban con chicas, las esclavas felatoras, que satisfacían sus deseos lésbicos. También existe constancia de bodas entre mujeres.

El término tribadismo se piensa que deriva del verbo τρίβω (tríbō) del griego antiguo, que significa ‘frotar’. En la Grecia antigua, una mujer que penetraba mediante el uso de algún artefacto, bien fuera a una mujer o a un hombre, era llamada una «tríbas»

En regiones del Mediterráneo se realizaban rituales paganos en los que se hacía una procesión de carros tirados por animales, hacia el santuario de La Diosa, éstas eran precedidas por sacerdotisas, algunos carros en ceremonias específicas eran por bueyes, por eso a ella se les llamaba boyeras se dice que éstas celebraban ceremonias de Fertilidad montando bueyes y conduciendo carros de bueyes, por los campos arados y sembrados. Estas acciones eran  seguidas de orgías sagradas entre las sacerdotisas boyeras para propiciar que la diosa agrícola asegurara la fertilidad de la semilla con la lluvia. Por lo que el término de boyera pasó a definir a quienes realizan actos lésbicos paganos, aunque en castellano perdió su significado original al ser escrito con diferente grafía como bollera.  http://www.oocities.org/es/culturaarcaica/romeria.html

Aunque también se dice que Bollera se deriva de la idea de que una mujer acaricia el bollo de otra tal y como debe hacerlo para formar un bollo (pan).

images-copia-1.jpgv  Albania y Yugoslavia

Aunque la documentación al respecto es escasa, se piensa que en comunidades aisladas de Albania, Yugoslavia e Italia se aceptaban las relaciones lésbicas en épocas pretéritas (pasadas). Por ejemplo, en las zonas montañosas de Cabiria existía una sociedad aborigen compuesta únicamente por mujeres a las que se llamaba sbraie.

v  China

En la antigua China, se ha tenido una cierta tolerancia hacia el lesbianismo. Una de las razones más importantes es que las mujeres aportan el Ying (substancia o energía necesaria para el cuerpo), por lo que la idea de la masturbación femenina según este tren de pensamiento era la de un acto inofensivo.

Algunos historiadores, como John Boswell, han descubierto ciertos elementos que denotan la existencia de relaciones homosexuales femeninas. Un ejemplo de esto figura en las palabras pronunciadas por Ying Shao (140–206), "Cuando dos mujeres se relacionan entre sí como marido y mujer, se denomina esa situación como dui shi’".

La palabra mojinzi ("espejos frotándose") se utilizó para describir las actividades lésbicas, tomando como idea a dos espejos frotándose uno contra el otro (o sea, formas similares sin protuberancias) representando a los órganos sexuales femeninos.

Se han encontrado también casos de la Corte en donde se realizaban casamientos grupales de lesbianas y las denominadas "Asociaciones de la Orquídea dorada", cuyas zonas más activas se hallaban en Shunte, Fanyu y Sajiao. La membresía para tal grupo era exclusivamente femenina y hubo miembros que vivieron en pareja durante toda su vida. Algunos miembros se casaban con hombres pero continuaban manteniendo relaciones lésbicas después del matrimonio, evitando los hogares junto a sus maridos lo máximo posible Y aquellas que eran forzadas a quedarse en sus casas con sus maridos, se suicidaban. Estas agrupaciones sobrevivieron hasta el siglo XX e incluían ceremonias de casamiento e intercambio de presentes entre "esposa" y "marido". Dichas mujeres podían incluso adoptar niñas, que a su vez podían heredar de sus adoptantes.

La palabra lesbiana aparece por primera ver en una obra de un escritor francés llamado Pierre de Bourdeille (más conocido como Señor Brântome) en el siglo XVI, éste hace una recopilación de poemas amorosos entre mujeres al que tituló “Las lesbianas” haciendo clara referencia a Safo de Lesbos. Al carecer de un vocabulario y unos conceptos precisos, se utilizó una larga lista de palabras para describir lo que las mujeres al parecer hacían: masturbación mutua, contaminación, fornicación, vicio mutuo, coito, copulación... y en caso de llamarles de algún modo a quienes lo hacían, se les llamaba  fricatrices,  esto es mujeres que se frotaban unas con otras, o tribadistas, el equivalente en griego de la misma acción.

v  Edad Media

madam-de-fayet.jpgEn la Edad Media europea, siglo V al XIV, la condición homosexual fue reprimida y ocultada. Por lo tanto es difícil encontrar casos y datos con referencias históricas sobre relaciones erótico-amorosas entre mujeres. Las principales fuentes son los archivos eclesiásticos (sermones, homilías, encíclicas, concilios, catecismos) y jurídicos (procesos judiciales, denuncias, sentencias).

Los europeos consideraban que nada en una mujer podía despertar los deseos sexuales de otra mujer. Por consiguiente, en el derecho, la medicina y en la opinión pública se ignoraron las relaciones amorosas y sexuales entre mujeres.En un periodo de diez siglos sólo se logran reunir una docena de alusiones dispersas.

Pero se pueden encontrar datos en los Concilios de París (1212) y Ruan (1214) prohibían a las monjas, a fin de evitar la tentación, dormir juntas y se exigía que una lámpara ardiese toda la noche en los dormitorios. En los siglos subsiguientes, XVI, XVII y XVIII, las relaciones sexuales entre monjas eran un tema recurrente en la literatura de la época, sobre todo en los países protestantes y círculos católicos. Existen novelas cortas y poemas que de alguna forma documentan sobre estas relaciones sexuales entre monjas dentro de los conventos.

v  Legislación medieval

Hasta época reciente se creía que el lesbianismo había sido ignorado por las leyes civiles. Estudios más modernos tienden a desmentir el hecho, a pesar de que todavía es necesaria mucha más investigación. La primera ley civil que condenaba el lesbianismo fue el código de Orléans, el Li Livres de jostice et de plet (1260). La ley condenaba a los sodomitas masculinos a la pérdida de los testículos a la primera ofensa, del miembro en la segunda y a la quema en la hoguera a la tercera. La ley fue ampliada para incluir a las mujeres:

    Feme qui le fet doit à chescune foiz perdre membre, et la tierce doit estre arsse.

    Mujer que lo hace debe perder cada vez un miembro y a la tercera deber ser quemada

    Li Livres de jostice et de plet (1260)

No está claro que significa exactamente «perder cada vez un miembro».

Sin embargo, sería Cino da Pistoia quien en 1314, con la publicación de su Comentario, interpretaría por primera vez el derecho romano de forma condenatoria para el lesbianismo. Da Pistoia interpretó una oscura ley de Diocleciano y Maximiano, la Lex foedissiman de 287 d. C., que condenaba la prostitución y las mujeres libertinas, para condenar a las mujeres que tienen relaciones con otras mujeres. En 1400 Bartholomeo de Saliceto retoma esta interpretación de la Lex foedissiman para condenar el lesbianismo a la pena de muerte. Las Lecturas de Saliceto se convertirían en una referencia para toda Europa, cuya legislación se basaba en la romana, hasta el siglo XVIII.

A finales del siglo XVI, el escritor francés Pierre de Bourdeille (señor de Brântome), admitía que las relaciones sexuales entre mujeres se habían convertido en una moda trasladada de Italia a Francia por una dama noble que probablemente era la reina de Francia, Catalina de Medici. Esta reina habría sido el ejemplo de un grupo de mujeres conocidas como "Batallón volante" que, según Pierre de Bourdeille, preferían hacer el amor entre ellas a quedar embarazadas y perder su honor. Estas relaciones eran entendidas como un aprendizaje, una escuela, para una futura relación erótica superior. Brântome juzga los placeres entre mujeres como vanos y frívolos, es por eso mismo que cree hay que excusar a las mujeres que los practican. Para él como para muchos hombres de su tiempo el amor entre mujeres no era asunto serio.

Es este escritor francés, el señor de Brântome, quien utiliza por primera vez la palabra "lesbiana".

Casi ninguno de los actos juzgados en Europa entre los siglos XV y XVI monjas.jpgcorresponden a mujeres: cuatro juicios en Francia, dos en Alemania, uno en Suiza, uno en Holanda y dos en Italia. Hay miles de casos de varones. El lesbianismo era un caso por lo general silenciado.

Otras mujeres de la época conocidas por sus tendencias lésbicas fueron Juana de Arco, Catalina de Erauso (la "monja alférez") y la reina Cristina de Suecia. El tratamiento que se daba en esta época al lesbianismo era, dentro de la condena, más liviano que para la homosexualidad masculina. Se consideraba que la simiente masculina era más importante que la femenina, y por tanto su derroche inútil constituía una mayor ofensa a Dios. Las relaciones lésbicas se castigaban con penas menores, equiparables a las de la masturbación. Sin embargo este tratamiento no era unánime puesto que en algunos lugares el lesbianismo se castigaba incluso con la pena de muerte. Aunque, en líneas generales, el lesbianismo se consideraba un problema mucho menos grave que las relaciones entre hombres, lo que daría lugar a una menor persecución pero también a una mayor ignorancia de la existencia y la identidad de las mujeres lesbianas.

Es famoso el caso de Sor Benedetta Carlini (1619-1623), abadesa del Convento de la Madre de Dios, en un pequeño pueblo italiano. Hay un informe detallado de sus pretensiones milagrosas y visiones, y una detalladísima descripción de sus relaciones sexuales con otra monja del mismo convento.

v  El Cristianismo

Con la expansión del cristianismo, la aceptación de las relaciones homosexuales fue decreciendo poco a poco hasta llegar ha convertirse en motivo de persecución. Sin embargo, hay que hacer constar que el motivo de la condena cristiana se centraba más en el adulterio que en identificar si se cometía entre hombres o entre mujeres.Las referencias que se hacen al lesbianismo en la Biblia son abiertas a distintas interpretaciones. Existe una historia bíblica que puede ser considerada como la más temprana en términos lésbicos: el amor entre Nohemi y Rut. Aunque trataba de amor familiar, también puede ser interpretado como una viva declaración de amor en sentido más explícito: “Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. Donde tú murieres, moriré yo, y allí seré sepultada; así me haga Yavé y aun me añada, que sólo la muerte hará separación entre nosotras dos.” Ruth 1:16-17

Aun así, el cristianismo ha concebido al lesbianismo como un acto "contranatura" para las relaciones entre mujeres. En el año 1073, todas las copias de los poemas de Safo fueron quemados en Roma y Constantinopla por orden de la Iglesia Católica.

En el siglo XIII, Gregorio López en su comentario titulado "Omes en la Setena Partida" escribía que "aunque dice la ley hombres, se incluye también a las mujeres tanto cuando una con otra haga contra natura como cuando varón con hembra haga el coito contra natura [...], así pues el pecado femenino es posible y ha de ser castigado".

A pesar de esto, la ley divina o la secular no castigaba el coito entre dos mujeres pero recibirían una pena menos severa que la hoguera, a menos que se utilizara algún elemento para emular un miembro reproductor masculino durante el sexo. Hasta 1560, el Tribunal Supremo Inquisitorial de Madrid no reconocía casos de lesbianismo sin el uso del mencionado "instrumento", a pesar de acusaciones al contrario. En la primera década del siglo XVI, es conocido el caso de Catalina de Belunza y Mariche, en el cual el Fiscal General de San Sebastián acusa de "penetrarse entre sí como lo harían un hombre y una mujer desnudas, en la cama, tocándose y besándose, la una encima del vientre o la panza de la otra, un crimen que habían perpetrado en numerosas y diversas ocasiones". Tras apelación, el Tribunal Supremo terminó retirando todos los cargos.

v  América Precolombina

Tras el primer encuentro de los conquistadores europeos con el continente americano, se comienza un registro a modo de crónica sobre el comportamiento de los nativos, siendo la sexualidad uno de los aspectos que más escandaliza. En estos textos se menciona la sodomia foeminarum, lo cual representa una prueba fehaciente de la existencia de prácticas homosexuales en varias etnias del continente americano. Puntualmente, el jesuita Pêro Correa escribe:

    "Hay aquí muchas mujeres que realizan oficios de hombres y tienen otras mujeres con las que están casadas"

    Pêro Correa, 1551.

Hacia 1576, Pêdro de Magalhães de Gândavo se refiere a relaciones homosexuales de mujeres tupinambás Brazil.

amazonas.jpg  "Algunas indias de esta región juran y prometen castidad y así no se casan ni conocen hombre de ninguna calidad, ni lo consentirán aunque por eso las maten. Estas dejan todas las actividades de mujeres e imitan a los hombres y realizan sus oficios como si no fuesen mujeres. Traen el cabello <cortado como los machos, van a la guerra y de cacería con arcos y flechas... y cada una tiene una mujer a su servicio y que le hace de comer como si estuviesen casadas."

    Pêro de Magalhães de Gândavo.

Los expertos en estudios etno históricos sugieren que el patrón de conducta de estas mujeres fue lo que originó en América, el mito de las denominadas amazonas.

La amazonas americanas se organizaron constituyendo pequeños reinos que habitaron todas las  regiones del imperio incásico,  en cuanto a su estructura social, estuvieron gobernadas por una reina,  que se apoyaba y asesoraba con guerreras invencibles. La  crónica de Francisco López de Gomara  asegura, que en una pelea una de estas guerreras pudo matar a  ocho españoles.

Para vivir libres del control masculino, las amazonas vivieron dentro de fortalezas inexpugnables llamadas warmi pucará.

Las amazonas mantuvieron fuertes relaciones comerciales con todo el imperio, por esta razón  fueron muy respetadas, su desenvoltura como si fuera hombres las convirtió en heroínas, que cautivaban y exacerbaban la imaginación de todos; una de las reinas más mencionadas en los relatos es Goboimilla que significa “cielo de oro” , quien pagaba tributo al imperio con ropa tejida.

Estudios antropológicos y lingüísticos han demostrado que los Incas utilizaron varias  voces para llamar a las amazonas,  pues  las llamaban chanchak marmi, kakcha, warkana o komí, palabras  que  tienen el significado de lesbiana.

La homosexualidad femenina fue bien vista en los pueblos andinos, dándose el caso de que en los estratos nobiliarios del imperio incásico esta conducta sexual estuvo idealizada.

Durante el siglo XVIII otros europeos, misioneros y exploradores describían a personas del Tercer sexo como berdaches, tanto en los casos femeninos como masculinos. También conocidos como los dos espíritus, son individuos pertenecientes a pueblos amerindios de Estados Unidos y de las Naciones Originarias de Canadá que cumplen uno de los múltiples roles de género. Para las mujeres específicamente, se relata que vestían ropas de hombre y participaban en actividades guerreras, de caza y otras que su cultura consideraba masculinas, como la confección de armas; pero además tenían esposas o compañeras duraderas.

Los Incas tuvieron mucha consideración por las mujeres cuya desenvoltura en el trato social fuera varonil, pues estas mujeres gozaban de muchos privilegios, podían participar en combates, tenían la posibilidad de mantener relaciones promiscuas y de participar en la toma de decisiones.

Por el historiador Agustín Zárate, conocemos la existencia de una provincia exclusiva de mujeres que sólo consentían hombres con fines reproductivos, cuando éstas tenían hijos varones, éstos eran enviados para ser educados por sus padres.

v  El renacimiento

El Renacimiento, siglo XV, renovó el interés por las ideas de la antigüedad clásica y el tema bostonianas.jpgdel amor platónico recobró nuevos bríos. Y aunque este amor de amistad ignora el aspecto genital, el lenguaje en que se expresa no es menos erótico.

Madame de La Fayette escribía a Madame Sevigne en 1691: “Creedme sois la persona que más he amado de verdad en el mundo “. Por los mismos años en México, Sor Juana Inés de la Cruz se dirige a la Virreina:

 “Así cuando yo mía te llamo, no pretendo que juzguen que eres mía, sino sólo que yo ser tuya quiero “

Debió ser muy profunda la impresión que causó sor Juana en la Virreina, pues muy pronto fue admitida en el palacio real con el título de “ muy querida de la señora virreina “, la cual no podía vivir sin su Juana Inés. Son diversas las evidencias de amor de sor Juana por la marquesa, aunque algunos críticos han insistido en que se trata de licencia poética cuando se refiere a ella como “ Lisi amada “ o “ Laura divina”.

La amistad romántica entre mujeres se generalizó a lo largo de los trescientos años siguientes. Escritoras de diferentes épocas y culturas, como Madame de Staël, Mary Wollstocraft, Flora Tristán, Carolina de Gunderote... extrajeron fuerzas y estímulos de tales amistades.

En la Edad Moderna, hay que decir que nada se dice explícitamente en la literatura profana sobre relaciones sexuales entre mujeres hasta mediados del siglo XVII.

El comentarista de las extravagancias sexuales de los cortesanos franceses a finales del siglo XVI, observa que: “últimamente las relaciones sexuales entre mujeres se han convertido en algo común tras la moda traída de Italia por una dama de alcurnia a quién no nombraré “Probablemente se referiría a Catalina de Medici, reina de Francia “Batallón volante “.

Conocidas en esta época son también Juana de Arco, (la doncella de Orleáns), la guipuzcoana Catalina de Erauso (llamada la monja alférez, aunque nunca llegó a tomar los hábitos) y la reina Cristina de Suecia que abdicó en 1671 con tal de no casarse. Todas ellas ocultándose tras prendas viriles y asumiendo roles masculinos pueden considerarse mujeres que amaron a mujeres, aunque a pesar de ello parece que se mantuvieron vírgenes. Sobre estas tres mujeres se han escrito varios ensayos que nos acercan a su figura y nos permiten comprender cómo ellas vivieron su originalidad sexual.

Teodoro de Tarso, prescribe una penitencia de tres años a la “mujer que practica el vicio con otra mujer o con ella misma “, mientras que imponía diez años para la homosexualidad masculina. El lesbianismo es equiparado en la legislación de la época con la masturbación, mientras que la homosexualidad masculina es considerada un delito más grave. De todas formas, la tendencia a considerar la sexualidad lesbiana como una ofensa menor no era unánime, en algunos estatutos legislativos franceses se castigaba con la pena de muerte.

Sin embargo no será hasta los siglos XVII-XVIII cuando al calor de la Revolución Científica se crea una categoría, un concepto, especial para designar a mujeres que tenían relaciones eróticas con otras mujeres.

Hasta entonces, y aunque nos cueste creerlo, no había ni homosexuales, ni lesbianas, ni heterosexuales como los conocemoshoy.

Son éstos, conceptos muy nuevos que responden al interés científico y empírico de tipificar, catalogar y caracterizar a todas estas personas, y en último término estigmatizar y reprimir ciertas conductasque en occidente no causaron odio y horror traangulo.jpghasta bien entrado el siglo XIV. Antes de esta época existían personas que tenían relaciones con personas de su mismo sexo, pero ello no les caracterizaba de ninguna manera especial.

v  Durante el Nazismo

Con penas más leves que los homosexuales varones, en Alemania las mujeres lesbianas debían llevar sobre su pecho la insignia del triángulo negro dentro de los campos de concentración nazi. En 1935 un juez rehusó incluir una pena a lesbianas, ya que según su argumento, eran "más difíciles de detectar". Durante el régimen de Hitler, cualquier marido podía denunciar a su mujer y a otras por conductas homosexuales. Ana Frank, incluso, en su diario escribe sobre sus deseos con otras mujeres y su atracción por ellas.

v  Patologización del lesbianismo

Las últimas décadas del s.XIX vieron nacer una nueva disciplina llamada sexología, cuyo objetivo era crear una ciencia del deseo. La tarea que se impusieron lo fundadores de la sexología fue la del tratamiento científico del sexo. Pero esto es parte de una historia más moderna donde se vislumbra la situación actual de la forma en que vivimos, conceptualizamos y se legisla el lesbianismo y por ello lo dejaremos hasta aquí.

http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_lesbianismo

http://www.isabelmonzon.com.ar/juancorena.htm

http://www.ciudaddemujeres.com/articulos/Historia-del-Lesbianismo-en

http://lesbianas.about.com/od/Libros/a/Historia-Del-Lesbianismo.htm

http://www.islaternura.com/APLAYA/HOMOenHISTORIA/Pueblos%20precolombinos%20Octubre%202004.htm

Si has leído hasta aquí, tal vez lo que escribí te pareció interesante, útil, de beneficio para ti o alguien que conoces.

Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, o trabajo remunerado.

Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202, 59923182 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.

Gracias

Elena Vega

Repost 0
3 agosto 2012 5 03 /08 /agosto /2012 09:26

COMO HACER SEXO ORAL A UNA MUJER

2.5.jpgMi intención no es decir que esta es la mejor y única manera de hacerlo, pero hoy leí un artículo que hablaba al respecto y me pareció que se quedaba corto, por eso me di a la tarea de escribir sobre el tema.

Para empezar creo que no existe “LA MANERA CORRECTA DE HACERLO”, porque esta manera “correcta” tiene que ver con las personas que están teniendo sexo, como me siento cómoda, que me excita, que le gusta a la otra, como se siente bien, que la prende y hace que me pida más.

A veces esta conexión se da de inmediato, otras veces lleva más tiempo y se trata de hablar y perfeccionar la técnica, y esto viene con las pláticas posteriores, esas en las que le cuentas a la otra: que fue lo que te gustó, en que momento te veniste o te corriste, que te prendió más, me hubiera gustado hacerte eso y aquello pero no supe si hacerlo, esas cosas, a algunas personas no les gusta y a otras les da pena, y a otras ni tiempo les da de estas pláticas, pero es una forma de llegar a lo que nos interesa: Hacer un buen sexo oral a nuestra mujer, chica, pareja, esposa, novia, conquista de la tarde.

1.- No te olvides de prepararte, si no conoces mucho a la chica, y lo haces en lo obscurito, mejor ten una barrera de látex o plastipack (si quieres saber más de estos temas busca en el blog, los artículos cuando sacar el látex y entre nosotras VIH),  lávate las manos, por si después del sexo oral o durante te dan ganas de meter mano, es recomendable para evitar infecciones, aquí otras chicas meten otras ideas como: bañarse, tener los guantes de látex, lavarse los dientes, tener los juguetes sexuales a la mano, ir al baño y limpiarse etc.  Sé que todo esto pareciera que le quita la pasión pero no es así son preámbulos que crean intimidad y encienden las cosas.

2.- Ya que están listas, debemos tomar en cuenta que el preámbulo es importante, por lo regular es mejor si la prendes primero y luego que esté bien excitada intentes el sexo oral.

Besos, caricias, nalgadas, amarrar sus  manos, pagar la luz o abrir la ventanas,  palabras como: te deseo, me gustas, ya no aguanto más, te amo, te quiero, eres la mujer de mi vida, eres mi puta, te voy a tirar, etc. estas frases dependen de lo que sientes, de la relación que tienes con ella y lo que les gusta en el momento de tener sexo, a una chica la puede prender mucho que le digas puta y otra puede darte un sopapo y dejarte con las ganas en la punta de la lengua.

3.- Quitarle la ropa, esta parte puede ser muy excitante, pueden optar por la vía rápida, cada quien se quita la ropa lo más rápido posible para estar desnudas cuanto antes, la vía del control, tu controlas que se quita ella, le puedes pedir que se quite las cosas ella frente a ti poco a poco o puedes quitarle la ropa tu, con fuerza o delicadamente, ¿Qué le gusta a ella que te prende a ti? Todo esto es parte del preámbulo,  pero mejor nombrarlo y no dejarlo en el olvido

4.- llegar a su vulva es importante, puede ser que te saltes todos los pasos anteriores y llegues directo a ella, le abras las piernas, deslices su calzón a un lado y directamente te dediques a lo que nos ocupa, pero te68738_443706171414_595916414_5688030_4838390_n.jpg tomará más tiempo que ella se concentre y llegue a un orgasmo, a menos de que eso sea lo que a ella le gusta.

Pero la idea es que a algunas les gusta otra cosa, que las acaricies todas, no solo los senos y la vulva Por cierto para las que no sepan la vulva es todo lo que está a la vista, los labios mayores, menores, el clítoris, el capuchón del clítoris, glándulas de Bartholin, el meato urinario y la entrada de la vagina, la vagina propiamente es el conducto interno que lleva a la entrada del útero, si quieres saber más: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-3348-2007-05-11.html

Bueno si a tu pareja no le gustan las cosas rápidas y bruscas, intenta tocar más partes de su cuerpo que las usuales, toca su cuello, la espalda, sus piernas, los muslos, besa toca acaricia, utiliza diferentes partes de tu cuerpo par hacerlo, tus pechos, los muslos, el antebrazo, se creativa y cuando ella esté jadeando de placer…

5.- Las posiciones son importantes, parece fácil, solo se necesita que ella abra las piernas y listo, pero en todo hay decisiones, imagínate, puede ser que te guste estar acostadas en la cama, ella abierta de piernas y tu acostada boca abajo con la cabeza entre sus piernas, esta es en mi opinión la más socorrida y puede ser tomada un poco como el misionero, y salvo las diferencias mojigata, aunque no se como la transgresión del sexo oral entre mujeres puede ser ñoña.

A otras les gusta estar hincadas en el suelo, mientras ella se encuentra en la orilla de la cama, la silla, el sofá, la mesa, etc. Esta posición tiene varios inconvenientes, las rodillas duelen después de un tiempo hincada en el suelo y la que está en la orilla no tiene donde recargar las piernas, así que te sugiero una almohada en le suelo y para ella lugares donde poner los pies, una silla, tu hombro, un mueble etc.

En estas dos posiciones una almohada bajo las nalgas o la cadera puede ser buena, pero si no la tienes no te preocupes, todo bien.

Esta última postura tiene variantes, y es que ella se encuentre de pie y tu hincada, es una posición en la que ella domina y se usa mucho en situaciones sado, pero no tiene por qué tener esta connotación, dicen que en esta posición el cuello sufre mucho así que tómalo en cuenta, otra variante es que ella esté parada frente a ti o dándote la espalda y tu acostada en la cama o en un mueble a la altura de las circunstancias.

Otra posición que va por lo mismo que tu estés acostada boca arriba y ella sentada a horcajadas en tu boca, esta puede ser excelente, solo ten cuidado en estas posiciones en las que ella esté arriba, puede ser que en la pasión no puedas respirar, busca cómo comunicarle a ella si te está tapando la nariz.

Además está esta otra alternativa, ella puede estar hincada en la cama, dándote la espalda y tu de igual manera hincada con la cara frente a su vulva, esta posición puede ser muy sexi, solo que es un poco difícil llegar a su clítoris, puede ser mucho mejor para estimular la entrada de la vagina.

Y no nos puede faltar el sesenta y nueve, 69, a mucha gente le parece la máxima, la fenomenal, porque no solo recibes placer, también lo das, esta posición tiene sus fans y también sus contras, unas dicen que no se concentran en las dos cosas y pierden el ritmo.

Una variante es que ella esté arriba de ti, en la posición del 69, pero que  guarde distancia contigo, que pueda verte tocarte, pero que no te esté haciendo el cunnilingus (del latín cunnus: "cuña" o "vulva", y lingus: "lengua") a ti. Otra variedad es que tú estés hincada a un lado de ella viendo hacia sus pies, de esa manera ella puede tocarte y verte y tú tienes acceso a su vulva sin hacer el 69 como tal.

267226_267985986551200_140863132596820_1287034_608-copia-1.jpg6.- Ya que te decidiste por la posición, viene la otra parte, este es un tip importante, si quieres que ella tenga un orgasmo tienes que controlar tus impulsos de comértela toda, besarla como loca o lamerla sin ritmo por todos lados, no te llevará al objetivo de un orgasmo para ella, tal vez tu lo tengas, pero ella se quedará un poco colgada, excitada pero no en le orgasmo.

7.- Una vez mentalizada, decide tu técnica, una que conozco es localizar el clítoris, y con la punta de la lengua hacer círculos sobre él, suaves y rítmicos, el ritmo es importante, no te distraigas, sigue y sigue, la que persevera alcanza, ser suave es lindo e infalible, y si consigues mantener el ritmo el tiempo suficiente lograrás tu objetivo, pero también ser vigorosa y fuere puede tener éxito, en general ser suave pero firme es lo indicado, pero tienes que estar atenta a las reacciones de ella.

Ahora el clítoris tiene una capucha y puedes optar hacer por los círculos sobre el clítoris pero por encima de la capucha o por debajo de éste, si es arriba la sensación de ella serás suave y las cosas se darán lento, por eso así puedes ser más fuerte; si es por abajo, directo en el clítoris, puede ser una sensación demasiado fuerte para ella y las cosas se darán rápido, pero puede ser que  consigas el efecto contrario, todo depende de ella, intenta de las dos formas y observa su reacción.

Otra forma es no hacer círculos, más bien con la lengua lamer de arriba a bajo, solo el clítoris, no más abajo, como si fueras una gatita tomado leche.

Una variante es que en lugar de círculos pongas la lengua en punta y con la punta subas y bajes sobre el clítoris.

Ahora también puedes hacer los dos movimientos anteriores pero en toda la vulva siempre por en medio, llegando a la entrada de la vagina y de regreso, esto puede darse para restregar también la barbilla y la nariz, (ten cuidado de no llegar al ano y de regreso, puedes causarle una infección, si vas a hacer el beso negro, concéntrate en el nada más),  fíjate que este es un movimiento más grande, ahora también puede ser molesto para tu pareja, si lo haces muy fuerte, pero todo depende de ella, tienes que estar atenta a sus reacciones y no perderte en el placer de lo que estás haciendo.

El problema con todas estas técnicas es la saliva, saber que hacer con la saliva es una cosa horrorosa, yo me he dicho a mi misma mil veces, déjala correr, pero no puedo, no puedo, no puedo, así que intento tragar sin perder el ritmo, no se si alguna de ustedes lo logró, mi admiración por todos los tiempos si lo has logrado, por lo regular tengo que cerrar la boca, uso los labios para seguir rozando y sigo, pero esto es perder el ritmo y eso es pecado en el sexo oral, así que les dejo una técnica diferente.

Pega la boca por completo al clítoris de tu pareja, succiona e iniciar los movimientos de arriba a bajo con la punta de la lengua, como estas succionando al mismo tiempo puedes pasarte la saliva, esta posición te ayuda a hacer algo y es producir un sonido como mmmm, eso hace que tiemble tu boca y provoca una sensación como de vibrador, también puedes empujar un poco como en vaivén, ayudándote de tus manos para moverla a ella.554449_415238875166478_100000411086754_1331950_716632089_n.jpg

Esta posición te puede dejar sin respirar, porque no tienes como hacerlo por la boca porque que ésta está muy ocupada y tu nariz se tapa con el monte de venus, así que ten cuidado de dejar una narina libre para respirar.

8.- He repetido mucho lo del ritmo, sé que he dicho que debes mantener el ritmo todo el tiempo, pero eso es casi verdad, llega un momento en que es imperioso ir más rápido, sobre todo ya al final antes de que ella llegue al orgasmo, para eso tienes que tener intuición, tino, tacto, y estar atenta, a los movimientos de tu pareja.

9.- Meter los dedos en acción puede ser una buena idea, estimular a tu pareja con los dedos es una alternativa, ya sea que introduzcas un dedo en su vagina, en le ano, en los dos o solo hagas suaves círculos en la entrada de la vagina, puede ser fenomenal, para ella y para ti, pero igual puede ser que sean demasiadas sensaciones y a ella no le guste, igualmente puede ser un buen truco para el final, ya que está teniendo un orgasmo, introduces los dedos para alargar la sensación y potenciarla.

Ojo ten cuidado de no meter el dedo o los dedos en el ano de tu compañera sin avisarle, puede ser muy agresivo para ella, porque por lo general el sexo anal no es bien visto para muchas, además puede ser doloroso, así que mejor con su consentimiento y bien lubricadita.

10.- Si todo ha salido bien, ella estará retorciéndose de placer y tu entonces puedes perderte en la pasión todo lo que quieras, salvo que debes tomar una decisión, seguir estimulándole el clítoris o no, muchas se quedan muy sensibles y no les gusta la sensación, llega a ser desagradable, pero a otras les parece que seguir alarga el placer del orgasmo, otra vez se trata de la intuición, que tanto conozcas a tu pareja, la química y la buena suerte.

Una vez logrado el objetivo, el orgasmo de ella y para algunas también ellas, porque le deleite de tenerlas es desbordado, se ha terminado este viaje por el cunnilingus, seguro se me escapan miles de cosas, pero, porque solo hablo desde mis cortos conocimientos, si sabes de más cosas, otras técnicas, escribe, cuéntame, enriquece este artículo y las próximas lectoras.

Si has leído hasta aquí, tal vez lo que escribí te pareció interesante, útil, de beneficio para ti o alguien que conoces.

Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, o trabajo remunerado.

Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202, 59923182 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.

Gracias

Elena Vega

 

 

Repost 0
3 agosto 2012 5 03 /08 /agosto /2012 09:15

188540 151393864925316 100001641110438 351992 5610671 nSi te interesa el tema, no se si te pueda contestar a tu pregunta, pero te voy a contar algunas cosas que me parece te pueden ayudar.

De entrada te digo que sí me parece real que esto de los roles es una copia de la forma estereotipada y machista de la heterosexualidad, porque esos roles están siendo modificados y cuestionados por nuestra cultura actual, por las mujeres feministas y transgresoras, por la nueva economía y las necesidades de las familias actuales, en realidad no me parece que las mujeres todas heterosexuales sean pasivas, sería negar la realidad, pero al margen de esto y tratando de responder tu pregunta soy inter o pasiva o activa o k, quisiera hablarte de otras cosas.

Por un lado quiero contarte que alguien me comentó que no estamos nosotras para andar poniéndole etiquetas a la gente, tu eres verde, azul o morado, solo porque la definición en el diccionario dice que tú eres tal o cual, al principio me pareció estúpido su planteamiento, porque un pato no deja de ser pato solo porque se siente borrego.

Pero los argumentos de ésta persona incluían que no somos objetos o animales, que somos capaces de ser conscientes de nosotras mismas, y de tener un concepto o una imagen interna de nosotras mismas en la cabeza, tenemos conciencia y por tanto la experiencia humana es distinta a la de un color, un objeto o un animal.

Por eso te digo que nadie tiene porque definirte o exigirte que te definas como X o Z, es más importante tu experiencia interna, por ejemplo a todas nos dijeron que debíamos enamorarnos de un hombre, guapo, con dinero, estudiado, trabajador, o por lo menos feo fuerte y formal, pero nuestra experiencia interna nos ha llevado a otra cosa, a amar a otras mujeres, a desear a otras mujeres, a desafiar esta etiqueta y nombrarnos a nosotras mismas de laguna manera, yo me nombro bisexual, porque esa palabra me gustó para definir mi experiencia interna.

Pero, a veces las palabras que existen no definen lo que sentimos, en ocasiones las palabras no nombran, no definen lo que existe dentro o fuera de nosotras, así que inventamos palabras que definan lo que sentimos, por ejemplo la palabra Smog, no existía hasta que empezamos a sufrir las consecuencias de ella, no existía la palabra buga, o twitear, o postear, cuando lo necesitamos podemos crear nuevas palabras y con ello los conceptos detrás de éstas, nos podemos atrever a inventar una palabra que exprese nuestra experiencia interna, ellas trabajan para nosotras no al revés.

 

Una miga dice que a ella no le gusta la palabra lesbiana porque lesbiana es el gentilicio de todas las mujeres que viven en la isla de Lesbos, sean heterosexuales, bisexuales u homosexuales, así que adoptó la palabra PATLATONALLI, que es el nombre de una organización de mujeres lesbianas que trabajan en Guadalajara por la información, educación los derechos, la visibilidad, de las mujeres homosexuales, lesbianas, este nombre lo intentaron ellas, es parte Náhuatl parte otro dialecto, que significa para ellas mujeres que juntas se aman o algo así, tendíamos que volver a preguntarles, en fin que la idea es que podemos acoplar las palabras para que ella expresen un poco más fidedignamente nuestra experiencia, nuestro sentir, si eso es importante para nosotras.

 

27054 115255245167014 100000476168558 205389 2232472 sPor otro lado, hablemos de las palabras, por ejemplo la palabra mamá, para todas quiere decir algo así como: la mujer dentro de la cual crecí y me desarrolle hasta el parto y que además me cuidó y crió por lo menos en la infancia, Wikipedia dice: es aquel ser vivo de sexo femenino que ha tenido descendencia directa, madre es el ser humano que  gesta a su hijo (primeramente llamado embrión y luego feto) en la matriz hasta que el feto esté suficientemente desarrollado para nacer. La madre entra en labor de parto y da a luz. Este ese es el significado de la palabra madre.

Pero, pero, pero…  cuando a mí me dices mamá, me imagino a mi mamá y tú a la tuya, ese es el significante, y seguro si tu hubieras tenido que definir con tus palabras que significa mamá, sin buscarlo en Wikipedia, tus palabras hubieran sido diferentes, las palabras solo nos ayudan a tener un consenso y poder entendernos, pero no definen por completo a todas las mamás del mundo, tendíamos que decir mamá María, madre de soledad, mexicana madre soltera que pesa y mide tanto etc. Las palabras solo son una ayuda, no más.

Entonces si yo digo: ACTIVA es una mujer lesbiana o bisexuala que en una relación sexual  con otra mujer prefiere, gusta, decide, se impone a si misma ser quien toma la iniciativa, toca y no se deja tocar, penetra pero no se deja penetrar, hace sexo oral pero no deja que le hagan a ella, y además suele vestir de manera masculina.

Ese es el significado de la palabra ACTIVA, en un contexto determinado, pero no se trata de cortarme los pies o las manos para poder entrar en este concepto forzosamente, a este concepto le tenemos que meter nuestra experiencia, nuestro significante, y acomodarla a nuestra medida, hacer que el concepto nos quede bien, por ejemplo, Rosa, se define a sí misma como ACTIVA, le gusta más hacer que le hagan, pero de vez en cuando se le antoja que le hagan, se viste un poco masculina pero, no puede salir sin maquillaje aretes, el cabello largo peinado de manera femenina, usa tintes modernos en el cabello y sus lentes siempre combinan con su atuendo.

402770 3315061638098 1314923675 3333693 1888733837 n¿Debemos decirle a Rosa que se define mal?, ¿Debemos decirle que está loca ya que ella es INTER, porque lo que ella describe es más parecido a la definición que yo tengo en la cabeza sobre qué es ser ACTIVA o INTER…? a Rosa le vale tres pepinos lo que yo piense, ella se define así porque le late y con mis conceptos y definiciones ella hace manojos, ¿y que importa?, ¿Qué importa que ella decida definirse así?, no cambia nada, ni su vida sexual ni afectiva, y si le interesara podría crear una palabra que le gustara más como: ACTIVA IN y a partir de hoy puede difundir por el mundo que ser una ACTIVA IN es que te guste más hacer, que de vez en cuando te guste que te lo hagan y además debes ser femenina pero también marcadamente masculina en los zapatos y en los pantalones, pero con encaje en los calzones.

Ahora si me preguntas a mí, oye y tú que eres INTER, ACTIVA, PASIVA…. Tendría que contestarte que depende de la etapa de mi vida, y también dependiendo de la persona con la que estuve, pero por lo general en la actualidad me defino INTER, y no me gusta verme como femenina o masculina porque con mi cuerpo de mujer voluptuosamente redondeado y gordo, no tengo como ser masculina jajajja me pongo lo que se me pega la gana porque tengo la opción, de ponerme falda o vestido largo o corto, botas y pantalón, esa es mi experiencia y mi auto definición, hago esculturas con los conceptos y las palabras, es como tu muro en el Facebook, todos los muros tienen las mismas opciones, pero que enlaces, que fotos, que comentarios, para que lo usamos, eso es lo interesante…

Entonces ahora la pregunta obligada es: ¿tú como te defines?....

Con cariño

Elena

Si has leído hasta aquí, tal vez lo que escribí te pareció interesante, útil, de beneficio para ti o alguien que conoces.

Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, o trabajo remunerado.

Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202, 59923182 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.

Gracias

Elena Vega

 

Repost 0
3 agosto 2012 5 03 /08 /agosto /2012 09:10

¿Que es se mujer?

muelle.jpgUn día me encontré con esta pregunta, en un contexto que me hizo reflexionar en este punto como no lo había hecho antes, porque estaba frente a una persona con físico de hombre y alma de mujer, “una transexuala”, así oí autonombrarse a una de ellas, ahora entiendo que no es un transexual porque es mujer y por tanto es una transexuala, con todas sus letras.

Ella me comentaba un sin fin de cosas ligadas a el ser mujer, como vestir con falda, usar medias, pintarse los labios, usar aretes, cocinar, tejer, la forma de sentarse etc.

Lo cual hizo una revolución en mi corazón y en mi cabeza, porque todo eso son solo mandatos de género, es decir son ideas que se tienen sobre como deberían ser las mujeres, como deberían vestir, verse, ser y hasta sentir, pero las mujeres no somos todas así, las faldas para muchas de nosotras no son parte de nuestro guardarropa, no nos maquillamos y ni de chiste entramos a la cocina, me parecieron cosas absurdas y cliché para definir a una mujer.

Las mujeres tenemos toda una historia de lucha para ser libres de decidir por nosotras mismas quienes y como queremos ser, tener o no hijos, ser orgullosamente lesbianas, pintarnos o no, ponernos tacones altos o no.

El punto es que lo que define a una mujer no es como se viste o las cosas que le gusta hacer o a las personas a las que desea, si optamos por creer que ser mujer es ser alguien con cabello largo, zapatos altos, vestido, medias y boca pintada, nos perdemos mucho de lo que es ser mujer.

Entonces caemos en otro punto, ser mujer está determinado por el físico, por la anatomía de un cuerpo y sus órganos internos, en la posibilidad de desarrollar vida al interior del vientre y dar pecho al recién nacido, pero… ¿qué pasa con aquellas mujeres que no son fértiles, o se le ha hecho una histerectomía y/o una mastectomía?, ¿dejan de ser mujeres porque no tienen éste potencial fértil y éstos órganos internos y externos, que podríamos utilizar para definir quien es o quien no es mujer?.

No sé que respuesta te hallas dado a ti misma, pero yo llegue a la conclusión de que no, el ser mujer no tiene que ver con la anatomía, con la ropa, los deseos, o la forma de caminar.

Si quiero ser sincera, para que pueda existir simultáneamente tanta diversidad de mujeres en mi cabeza, tuve que llegar a la conclusión de que ser mujer es estar completamente convencida de que lo eres, lo que quieras poner dentro de este concepto: MUJER, es otra cosa, este concepto, tiene que ver definitivamente con nuestra cultura, nuestras experiencias, y lo que aprendemos de nosotras mismas como mujeres todos los días, me vienen una anécdota citada en un libro que se llama “Y mi voz irá contigo” de Erik Ericsson que dice así:

Esta un psiquiatra en el hospital atendiendo a un paciente que dice ser un muerto, el médico tratando de hacerle entrar en razón le pregunta:

-          ¿los muertos sangran?

 

-          No los muertos no sangramos, El paciente responde rápidamente

El médico agarra la mano del paciente y lo pincha con una aguja y obviamente el dedo del paciente sangra, el paciente responde sorprendido:

-          doctor los muertos si sangramos!!

Magic-by-Zena-Holloway--2-.jpgSin embargo con esto no estoy diciendo que las personas criadas como hombres puedan ser mujeres un día porque así se lo propusieron, innegablemente para mí cuanta mucho la experiencia de vivir con un cuerpo sexuado y con anatomía femenina, la forma en que te hablan de ti y de ti en el mundo es totalmente diferente, la forma en que te comportas ante el mundo es absolutamente diferente, creo que es solo viviéndote como mujer, con un cuerpo de mujer, que puedes comprender y ser una mujer, porque con ello llegan muchas demandas, necesidades, alegrías, sufrimientos etc. Experimentas la esencia de ser mujer.

No basta tener un cuerpo de mujer, es necesario que te traten como tal, lo cual no quiere decir que TÚ como mujer debas ser lo que se espera de ti.

Puede haber muchas y diversas formas de responder la pregunta: ¿Que es ser mujer?, has la prueba y pregunta a las mujeres que conozcas, algunas podrán decir que ser mujer es un conjunto de logros y de actitudes que se logran después de cierto tiempo y esfuerzo, otras dirán que es algo inherente a ellas desde el nacimiento no tienes que hacer nada para ser mujer más que serlo, por lo menos estos son los dos planteamientos de Milán Kundera en su libro “La insoportable levedad del ser”, pero lo interesante es tu propia repuesta, si te atreves, te sorprenderás de tus propios conceptos.

Y entonces cuando empiecen ha salir todos estos mandatos de género como ser linda, bien portada, suave, amorosa, madre, y empieces ha escuchar tus palabras y les empieces a encontrar un peligroso parecido a lo que opina tu abuelita, tu mamá o tu profesora de la secundaria la que quería ser monja pero no pudo, espántate mucho porque con esos conceptos te juzgas y te comparas con quien eres.

Me surge otra pregunta, ¿esta bien tener ideales absurdos e irrealizables en el concepto de lo que es ser mujer? Si tu concepto no se apega a tu realidad y no es lo que tu buscas, cámbialo  y se tu misma, ¿por qué tienes que cambiar tu y ser el concepto?

Por eso me digo muy frecuentemente a mi misma:

Ni todas vírgenes, ni todas putas, ni todas románticas, ni todas cabronas, ni todas hermosas ni, todas viejas, ni todas inteligentes, ni todas locas, las mujeres somos diversas.

Tienes comentarios? Dudas, propuestas?  e_vega9@hotmail.com

Si has leído hasta aquí, tal vez lo que escribí te pareció interesante, útil, de beneficio para ti o alguien que conoces.

Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, trabajo remunerado o hazme un donativo con el botón PayPal.

Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.

Gracias

Elena Vega

Repost 0
3 agosto 2012 5 03 /08 /agosto /2012 09:07

LESBIANAS JUGANDO FUTBOL

 

las-mujeres-jugando-al-futbol_139249.jpgCuando intenté escribirlo ni siquiera supe como hacerlo futboll, foot ball, fut, futbol, fut bol, como se escribe eso???

No fue sino hasta ver ese comercial en el que sale pelé diciendo que en America latina jugamos futbol, que dejé de escribirlo mal.

Y es que para mi el futbol es esa imagen que describe la canción: “que estas harta de Domingos de futbol metida en casa”, junto con lo que no dice la lírica: las cervezas a un lado.

Tuve que dejar a una lado mis prejuicios, para entrenar, y ser parte de un equipo de fut, y por eso hoy puedo decir que el domingo pasado jugué mi primer partido de futbol en una liga y toda la cosa.

¿Por qué mi esfuerzo? Bueno porque quiero hacer comunidad lésbica en el Estado de México. La verdad para mí al principio, todo fue por la militancia, por dar una excusa a las mujeres lesbianas del estado de México, para reunirse, para salir del closet y hablar.

¿Por que escogí el futbol?, bueno en primer lugar porque a una chica del grupo les y bi del Edo Mex, fanática del futbol rápido se le ocurrió y, además porque No exactamente la razón exacta, pero por alguna razón a muchas mujeres lesbianas les gusta jugar futbol, algunas dicen que también básquet, pero… yo veo que no que a las lesbianas les gusta el fut.

Ahora después de jugar y entrenar, se que patear el balón es de una descarga de estrés deliciosa, se que correr y tratar de meter la pelota a la portería hace que te olvides de todo.

Y se que una pelota es como una mujer, ella se pertenece a si misma, tiene vida propia y puede ser que creas que la dominas, puede ser que la enamores y sepas como tocarla y se quede contigo mucho tiempo, pero se pertenece así misma,  y tarde o temprano decide estar con ella misma o con alguien más.

¿Tu eres futbolera de corazón?, cuéntame tus razones tu que opinas?

Elena Vega

sociedadequilibrio@yahoo.com.mx

Repost 0
3 agosto 2012 5 03 /08 /agosto /2012 09:03

A MEDIO CLOSET

bi.jpgMe he llenado la boca de decir que soy lesbiana, he gritado en la marcha lésbica: soy lesbiana, soy lesbiana por que me gusta y me da la gana!!, y una parte de mi esta contenta y satisfecha de decirlo y gritarlo, pero otra dice nop, no soy lesbiana soy bisexual, la verdad me gustan los hombres y mucho, pero entonces… ¿que hago aquí gritando esto que no soy?, ¿nombrando me lo que no soy completamente?, ¿por qué escojo venir a la marcha y no ir a opción bi, que es lo único que he encontrado para bisexuales?.

Me siento traidora, me siento desleal a mi misma, y a veces me hago un lavado de cerebro y me digo a mi misma: No, si soy lesbiana, y lo soy por que tengo una relación lésbica desde hace 4 años y meses y tengo las necesidades de una mujer que tiene una pareja lésbica y tengo derecho, y obligación moral de luchar por mis derechos lésbicos, aunque también puedo amar a un hombre y tener deliciosos orgasmos con el.

Me enojo con migo misma, es como aceptarme bisexual otra vez, la misma cosa decídete!!, ¿marcho o no marcho como lesbiana?, ¿grito: soy lesbianaaaa soy lesbianaaa porque me gustaa y me da la ganaaa o grito: soy bisexuaaal soy bisexuaaal porque me gustaan hombres y mujereaas y no lo escogiiii me llegó de sopetón un diiiaaa y lo asummmmiiiii; con riesgo a que las chavas de la marcha me volteen a ver raro o las organizadoras me saquen de la macha porque solo las lesbianas auténticas tienen voz y voto?, me enojo, me revuelvo y termino confundida, con una especie de náusea en el estómago.

A veces me tranquilizo diciéndome que estoy en una tapa, y que la calma llegará, la claridad ideológica llegara, que estoy muy enmujerada y que cuando las aguas se apacigüen podré saber que es lo mejor por hacer en mi caso, por el momento, como ejerzo más mi parte lésbica por que vivo con una mujer, me acuesto con una mujer, me tomo de la mano en la calle con una mujer, amo a una mujer, y hago otras cositas que no mencionare con una mujer, me quedo como activista lesbiana y vivo mi bisexualidad a medio closet.

Por cierto llamo activismo, salir a la calle y aceptar ante amigas o conocidas soy bisexual y tengo un apareja lésbica desde hace ya tiempo, preguntarme que necesito como lesbiana bisexual y exponerlo aunque sea a un pequeño grupo de personas cada mes, intentar abrir espacios donde hablar de lo que somos (soy) y nos pasa (me pasa).

P.D. Que todo el ambiente se entere soy bisexual!!!!

Elena Vega.  

Si has leído hasta aquí, tal vez lo que escribí te pareció interesante, útil, de beneficio para ti o alguien que conoces.

Si es así, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, trabajo remunerado o hazme un donativo con el botón PayPal.

Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.

Gracias

Elena Vega

Repost 0
30 mayo 2012 3 30 /05 /mayo /2012 17:27

LOS HIJOS EN UNA RELACIÓN LÉSBICA

Tuyos o míos

mamas2.jpgUn problema que suele pasar en una relación entre mujeres que tienen hijos y que viven juntas, es que los hijos suelen ser tomados como míos o tuyos, lo cual causa una serie de problemas terribles, no solo para la pareja, también para los niños.

Al principio cuando nos mudamos con nuestra pareja, las cosas parecen estar claras y sin bordes, nos amamos, somos felices juntas, no podemos vivir separadas y los hijos son sinceros, sin malas intenciones, inocentes y se acoplan a todo.

Los problemas vienen después, cuando los niños hacen travesuras y las dos tienen formas diferentes de pensar para criar o educar a los hijos y, se vuelve una situación más difícil cuando quien tiene que corregir, enseñar, poner límites o sancionar no es la madre biológica.

He escuchado muchas veces esta idea que dice: “Yo educo a mis hijos, son míos”, “Ella es mi hija yo me hago cargo de ella”, “No le digas nada a mi hijo, si tienes algo que decir dímelo a mi”.

Y es ahí donde las cosas ya no funcionan, los niños con la madre biológica se comportan de una manera y con la pareja de otra, o simplemente la madre permite unas cosas y la pareja no está de acuerdo.

El primer error en este planteamiento es creer que: LOS HIJOS SON MÍOS o LOS HIJOS SON DE ELLA, y solo una tendrá que criar, corregir y tener autoridad sobre ellos.

Pero este planteamiento no es del todo cierto, ni del todo conveniente, no es del todo verdadero porque los niños viven con las dos y la convivencia, nuestras actitudes, lo que decimos y cómo lo decimos, lo que nos gusta, comemos, nuestras aficiones, como discutimos etc. Es un modelaje constante para éstos.

Lo queramos o no, los estamos educando las dos, y entre más pequeños sean cuando inician la convivencia con nosotras, seremos más parte fundamental de su vida, de la concepción que tenga de los estudios, la limpieza, el orden, si serán vegetarianos, les gustará la música, sus traumas y las cosas que serán sus fortalezas.

Ellos lo ven todo, lo aprenden todo, están en formación y somos parte importante de su vida desde que nos enamoramos de su madre, desde le momento en que nos presentaron y fuimos a vivir todos juntos.

Es una mentira, una fachada, esta parte de que no son nuestros hijos o nos son tus hijos, tú no los educas, de ellos me encargo yo, o tú hazte cargo de tu hija.

Habrá momentos en los que la madre biológica no puede servir el desayuno, alguna vez la mamá enferma y nos quedamos a cargo de la situación, tenemos que ayudar a nuestra pareja a ir por los hijos a la escuela y cuando llevan dos semanas sin bañarse, los tenis apestan toda la casa o no le echan agua al baño, y la madre biológica no presta atención o no está, es la pareja, la que no es madre biológica, quien cree convente decir: oye creo que debes cambiarte los tenis.

Esto sería normal natural y los hijos tendrían que hacer algún caso, si quien lo dice es la madre o el padre, pero la pareja a veces solo recibe miradas de indiferencia, o contestaciones tales como: tú no eres mi madre, se lo diré a mi mamá, que me lo diga mi madre, o alguna otra cosa que suele dejar a la “adulta” sin armas, de una pieza, impotente, enojada o triste.

Sobre todo si nos creemos que el niño tiene razón, y nos repetimos una y otra vez: “no soy su madre y no tiene por qué hacerme caso”, pero a veces nos envalentonamos, con contestaciones que pueden ser: “no se trata de si soy tu madre, es solo higiene”, “no creo que sea adecuado que me contestes así”, “no, no soy tu madre, pero esta es mi casa y en mi casa la gente se baña y no apesta”, o algo parecido, y la contestación del chiquillo es gritar: ¡mamáaaaa! Fulana me corrió de la casa, dijo que esta no era mi casa, me habló feo, me ofendió, un portazo o lago similar y, a continuación la madre biológica inicia una discusión con la pareja.

“Yo me hago cargo no le digas nada”, “como te atreves a decir eso”, o simplemente se queda pasmada y no sabe que decir, en otras ocasiones más favorables hace frente con su pareja y manda a bañar al niño con todo y protestas.

Pero la cuestión aquí son tres posibles cosas que no están bien planteadas, 1) el niño cree que la pareja no es su mamá y que no tiene derecho a corregirle, enseñarle o regañarle, 2) la madre biológica cree que la otra no debe educar a sus hijos ni regañarlos o dar órdenes, o 3) no ha quedado claro el papel de la pareja en la familia, su importancia y la autoridad que tiene.

Todo esto crea fricciones entre la pareja, la madre biológica se siente cuestionada en su autoridad frente a los hijos, entre la espada y la pared porque ama a sus hijos pero también a su pareja; la otra que no es la madre biológica se siente relegada, sin autoridad, además sin voz ni voto, y los hijos se sienten aislados no tomados en cuenta y muchas veces se salen con la suya, sobre todo cuando la pareja y la madre pelean, por la forma en la que se le habló al niño, por que no está de acuerdo en que se cambie los tenis, porque no debió decir nada etc. y, mientras ellas discuten, él  pequeño se va, sin bañarse, a jugar al patio.

Esta situación hace que los menores se conviertan en pequeños tiranos que hacen lo que deseen y, saben como salirse con la suya. Si una pareja no se pone de acuerdo, discute frente a los niños, se descalifican una a la otra, los chicos encuentran como darla vuelta a las reglas, no existan limites reales para ellos, no consta claridad sobre quien manda, en quien confiar, y en general no hay equilibrio, convirtiéndose la casa en un pequeño infierno.

Y con el tiempo los adolecentes se vuelven mucho más desobedientes, arriesgados, no escuchan consejos, y las cosas empeoran con voces, insultos etc.

Es necesario tener en cuenta que una vez que se tomó la decisión de vivir juntas los niños dejan de ser mis hijos o tus hijos para ser nuestros hijos, o algo parecido, nuestros niños por lo menos.

Si, así como lo leen: “nuestros hijos, nuestros niños” y entre más rápido se asiente este concepto en la cabeza de todos y de todas, más fácil será la convivencia, la educación, las órdenes, los límites y el buen funcionamiento de la nueva familia.

Quisiera hacer resaltar que cuando decimos ir a vivir con ella y los niños, éstos se convierten en mis hijos, nuestros hijos, nuestros niños, y estamos aceptando una gran responsabilidad, muchas alegrías y orgullo, pero sobre todo gran compromiso y responsabilidad, es mas o menos fácil  permanecer a lado de esa maravillosa mujer de quien nos enamoramos, educada, independiente, que nos ama y respeta  pero otra cosa es enfrentarse a los niños u adolecentes respondones y por lo regular enojados o tristes, que todo tienen que aprender.

Pero si nos unimos a una mujer que tiene hijos o decidimos unir a nuestros hijos con esta maravillosa mujer, se convierten en una familia.lesbebes.jpg

Pero como todas las familias reconstruidas se deben formar vínculos entre ellos, iniciando con presentaciones, salidas, explicaciones, hasta llegar al siguiente planteamiento: “ella no es solo mi pareja”, será parte importante de tu vida diaria desde ahora, no es tu tía o tu madrina, es Mi pareja y la puedes llamar mamá, le puedes llamar Nina, Nana, Mimau, Nina-Nena, tu otra madre, tú tutora, etc.

Hago este listado de nombres porque para los niños es más fácil, darle un lugar y espacio, derechos y obligaciones, en su vida, a la nueva persona que es parte de la familia, si tiene un nombre y se le explica su papel en este nuevo acomodo, es decir a que tiene derecho, que puede decir y que no, puede ordenar, regañar, sugerir, tomar decisiones, cuales etc.

Pero antes de asignarle un nombre, la pareja las dos, debe hablar de como se sentirían mejor, que nombre les gusta, que responsabilidades, como quieren manejarlo, debo decir que lo que esbozo es solo una sugerencia, no es un manual de como debe vivirse bien la vida, todo debe cortarse a nuestra medida,  de tal manera que no duela, que esté de acuerdo con nuestros valores y toda la familia se sienta a gusto.

Por otro lado no debemos imponer nada a nadie, varias veces he escuchado el dolor que provoca que se le obligue a alguien a decir mamá, a una persona a quien no quiere como a una madre, o por el otro lado, la carga que significa para alguien que no desea ser llamada madre, que se le obligue a ello. Se debe llegar a un acuerdo en este sentido y dejar claras las reglas del juego entre la pareja y para los niños.

Puede ser importante decir que si no estás tu, ella toma las decisiones, o que ambas toman las  decisiones, que ella tiene autoridad en la casa, que se le puede pedir todo lo que se necesite, dar, etc.

La comunicación es fundamental, hablar entre todos, y tener un espacio de expresión, dejar un tiempo para hablar de lo que enoja, entristece, alegra, decirles a los niños que si algo les molesta se debe platicar en familia, para que entre todos se encuentre una solución,  que no es necesario callar nada de lo que se siente etc. Puede ser la clave para el éxito en esta convivencia.

Orto punto a tomar en cuenta es no dejar fuera de las decisiones sobre los infantes a la pareja, una sugerencia es que antes de decir o tomar una decisión sobre los niños deban hablarlo entre ustedes, por ejemplo si deseas cambiarle de escuela, un tratamiento médico, cambio de domicilio, etc. No dejes de tomarla en cuenta, sobre todo si permanece en ti la idea de que ellos son solo tu responsabilidad y son solo tuyos, eso divide a la familia y no ayuda a dejar las cosas claras.

En ocasiones pasa que cuando las cosas no van bien en la pareja, tomamos como rehenes a los niños: “¡me llevo a mis hijos!”, “¡te vas con tus hijos!”, entonces la “familia” deja de serlo, la Nina deja de ser permanente para los niños, alguien en quien recargarse a quien darle el amor, pedir etc. Y se desvanece la posibilidad de confiar, no porque no lo merezca, solo porque puede desaparecer, irse de su vida un día y sin que pueda hacer nada o decir algo.

Si la pareja se rompe y ya no se puede sostener, es importante hablar con ellos, y si se ha logrado establecer este cariño, este vínculo, ellos deben saber que ella, la otra madre, la Nina, Rosa, siempre será alguien a quien hablar, que no se ha enojado con ellos o los ha dejado de querer. 

Si son una familia y ésta ser disgrega, se separa, las cosas no deben ser de forma diferente que las otras familias, cuando los padres se divorcia o se separan se suele decir a los niños que: “el no deja de ser su padre”, nosotros nos separamos pero seguimos queriéndote y amándote como siempre”, “esto no tiene que ver contigo”, si se separan ustedes, ella no deja de ser importante en su vida y viceversa, háblenlo ustedes desde el principio y dejen establecido esto en la pareja y en la familia.

Otro aspecto en esta situación de ser una familia es que, la pareja, La Nina, Marya, no es la madre o el padre, y que no puede substituir ninguna de estas figuras, muchas de las discusiones que plantean los hijos es que no quieren que ella tome el lugar de su padre, o que deseen que su vida sea como la de los demás “normal”,  este tema de las familias normales es otro a desarrollar o reflexionar, pero en cuento a ocupar el lugar del padre o de la madre, desbancar el amor u ocupar un espacio que no les corresponde, si corresponde hablarlo en este apartado.

lesbianembarazada.jpgElla, Nina, Nana Rosa, Mimau, no substituye a nadie, no ocupa otro lugar más que el suyo, el que le pertenece, mamá siempre será mamá y papá siempre será papá, pero está permitido amar, respetar, hablar, dar, recibir, a Rosa, en general tomarla en cuenta y que tenga su lugar propio en nuestro corazón.

Estoy consiente de que esto que planteo es solo una cara de todos los puntos y resquicios que se presentan frente a la gran aventura de vivir todos juntos, se me ocurre que el tema de la adopción o que los niños también tengan mi apellido es una de ellas, decirles o no de quien somos pareja, es otra, como manejarlo ante la familia extendida, la escuela, la preocupación de traumarlos porque somos mujeres, etc.

Este artículo solo pretende ser un rincón de reflexión que pudiera echar luz a la forma de convivir en una familia lésbica, si tienes comentarios o quisieras abundar sobre le tema será bien recibido.

Si has leído hasta aquí, tal vez lo que escribí te pareció interesante, útil, de beneficio para ti o alguien que conoces.

Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, trabajo remunerado.

Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202 59923182 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.

Gracias

Elena Vega

Repost 0
29 noviembre 2009 7 29 /11 /noviembre /2009 17:39

images-copia-3.jpgHola Roberto, entiendo tu preocupación y no es para menos, es lago nuevo para ti, como cuidas a tu hija de si misma?, ¿Como cambias al mundo para que no le pase nada?, ¿Como le cuidas el corazón cuando éste, esta expuesto a la vida?, te leo angustiado y con varias dudas, que te parece si te doy mi opinión sobre la primera que detecto y nos seguimos con las demás: 1. ¿Está ella equivocada, se estará apresurando en su decisión de nombrarse lesbiana y vivirse como tal? Mira, esta pregunta solo la puede responderla ella, en lo más interno de su ser, no podemos meternos en su mente y su corazón para saber, pero te puedo decir varias cosas, una es que sabemos que somos heterosexuales desde que somos niños y nadie nos cuestiona: ¿estás seguro?, en tu experiencia, ¿te acuerdas de la primera vez que te gustó una niña?, ¿una maestra, una vecina, una miga?, ¿Tenías dudas?, ¿te preguntaste me gustará realmente?, ¿cuando crezca cambiaré de opinión?, La respuesta es: ¡no! (y eso que no soy adivina), nadie duda de que un niño de 5 años este seguro de que le gusta Rosita su amiguita. Lo que quiero decir es que cuando algo se siente, se siente, y es inequívoco, por ejemplo no tenemos medio ganas de ir al baño, el deseo se siente y es inequívoco. ¿Por qué dudas tu de lo que siente tu hija?, ya se porque, porque tienes miedo de que la rechacen, de que la lastimen y de que su vida se transforme en una lucha constante, si tienes razón y te entiendo, pero que las cosas sean así, no cambia lo que tu hija siente. Ten confianza de que tu hija sabe que siente. Por otro lado, fíjate que algunos y algunas autoras sostienen la idea, la hipótesis, la teoría, de que la sexualidad humana es cambiante, y que vamos experimentándola de manera diferente en momentos o edades de nuestra vida, y no solo se refieren a la genitalidad, sino también al deseo, a que te erotisa, y además las estadísticas demuestran que son las mujeres las que más fluctúan o son flexibles en cuanto a su sexualidad, y son las que más reportan bisexualidad. Te recomiendo que leas: “Mamá, Papá Soy Gay”, des Linda Riseenfild, busca el titulo en Internet es fácil de conseguir en México, y otro libro es el de: “El Estudio Kinglesy De La Sexualidad Humana”, es un tabique, pero tiene datos muy interesantes. Puedes escaparte al D.F. y ve a la librería: “el Armario abierto”, está especializada en sexualidad” o busca su portal en Internet. 2. ¿Estará tomando esta decisión porque no tiene suerte con los hombres? Bueno esta pregunta también esta peliaguda, nuevamente tiene que ver con la experiencia de tu hija y de cómo se siente con las personas, solo ella puede saber la respuesta a esto, pero mira yo te cuento mi opinión: heterosexual, homosexual, bisexual, son orientaciones sexo-afectiva, así se les llama a las diversas formas que tiene el ser humano de demostrar su deseo sexual. Si alguien dice soy heterosexual, no es solo porque puede tener una erección ante una mujer, noooo, no es solo sexo y genitales, noooo, también se trata del: Amooorrrr, si suena cursi, pero en nuestra sociedad el sexo esta muy ligado con el amor, y más en la mente de las mujeres, nos dicen: “no entregas le tesorito a cualquiera”, “se debe hacer con amor, o por amor”; y aunque tu la hayas educado diferente, la escuela, la tele, los libros, las revistas, las canciones se encargan de ir en otras direcciones. Ok mi punto es que, si se lleva mejor con las mujeres porque eme-siento.jpgllas la aceptan más y la desean con el cuerpo que tiene, tal vez, y solo tal vez, sea más probable que se enamore de una, ¿vez mi punto? Y pueda disfrutar una relación no solo genital placentera, sino también amorosa, sin miedo de mostrarse o ser quien ella es. Eso por un lado y por otro, mira, cuando algo no es para ti, no es para ti, si no te gusta el brócoli, aunque aguantares la respiración, si ella realmente no tiene esta orientación, por más aceptación por parte de las lesbianas del mundo (y mira que en aras de la aceptación se hacen muchas tonterías), por más amor que sienta, el cuerpo se encarga de poner las cosas en su lugar, imagínate si en este momento te dicen que si no vives y tienes relaciones con un hombre matan a toda tu familia, ¿te imaginas hacer lago así sin desearlo?, Te recomiendo que veas la película de Besando a Yessica Estein, es bastante adecuada, también esta está esta otra que se llama: las aventuras de Gry, o la chica de mis sueños. La de Jessica Stein es fácil de conseguir. Deja que las cosas caigan por su propio peso, ¿te acuerdas cuando empezaba a caminar y te daba miedo que se cayera, pero la dejabas dar unos pasitos?, ¿te acuerdas cuando jugaba en el parque o con los primos o en el patio y se caía y daban ganas de que no le pasara nada pero la dejabas?, así es esto, ni modo tiene que aprender a caminar, ¿se va ha caer? Si, ¿pero si no lo intenta como va ha aprender de si misma y de la vida? 3. ¿Cómo hago para que se cuide y no se arriesgue a ser agredida? Mira, con esta y con las otras dudas, yo te recomiendo que hables con ella, dile lo que sientes y lo que te preocupa, no la cuestiones, no se te ocurra decirle: oyes ¿y si te gustan o te estas evadiendo por qué los hombres no te toman en cuenta?, no, yo te sugiero que le digas que: “te preocupa que este tomando decisiones basadas en su experiencia con los hombres hasta el momento y que A TI TE GUSTARÍA (esto es importante), para que TU estés tranquilo que lo piense bien, que no tome decisiones apresuradas o sin recapacitarlas bien; dile que tú la quieres y la vas ha apoyar decida lo que decida, AUNQUE A TI TE DA MIEDO ESTA DECISIÓN, porque la gente es cruel, intolerante, obsoleta y que igual y TE GUSTARÍA QUE SE CUIDARA, que no se exhibiera, que no lo cuente en cualquier lado, etc. NO POR TI O POR VERGÜENZA, POR SU SEGURIDAD, dile que estas preocupado, pero que igual tu la apoyarás si decide vivirse abiertamente Lesbiana, deja que sea ella la que decida y hazle saber tus sentimientos. Ahora, querido Roberto, si las mujeres lesbianas nos seguimos escondiendo, en este mundo nunca seremos libres, seguiremos siendo discriminadas, golpeadas, acecinadas por odio, se que es difícil, pero alguien tiene que hacer lago, tal vez ella decida ser parte del cambio, tal vez tu decidas ser parte del cambio, piénsalo, tal vez la forma de hacer lago no sea poniéndose una camiseta diciendo mi hija es les, pero pueden buscar formas, que tal si se lo planteas a tu hija, por ejem: yo te estoy escribiendo porque madremoderna.gifdecidí hacer lago. Además fíjate me gustaría que vieras que tal vez no sabes lo que le pides a tu hija al decirle que se esconda, se parece a tener un amante, pero aun con un amante cuando nadie te conoce son una pareja legal por decirlo de laguna manera, es común. Una propuesta: intenta esconder tu heterosexualidad unos meses, un mes, si tienes esposa o novia, intenta no verla a los ojos en la calle, intenta no agarrarla de la mano, no decirle amor, no besarla en publico, intenta negarla y cambiarle el nombre, inventa lugares para que la gente no sepa con quien estuviste, intenta no hablar con tus amigos de lo que te hizo ayer, si se enojó, si te reclamó si pelearon, guárdatelo todo, que no te vea tu familia cera de ella, digan que son amigos, vas ha ver como se pone tu novia, o esposa o amante, y aun más lejos no voltees a ver a la mujeres con deseo porque si te ven pueden enterarse de que eres heterosexual. Bueno, esta es una decisión individual, esta vez tu decides por tu cuenta y ella también, todo depende de cómo te sientas y como se sienta ella y los riesgos que quieran tomar y en base a que, todo conlleva un resigo, tanto no exhibirse como si hacerlo. Ok espero no haberte aburrido con tanta cosa, espero te sea de utilidad, a se me ocurre que puedes llamar a diversitel, es ayuda por teléfono, en Internet encuentras el dato, prometo tenerlo a la mano para darlo. Nos vemos Cuídate Elena.

Si has leído hasta aquí, tal vez lo que escribí te pareció interesante, útil, de beneficio para ti o alguien que conoces.

Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, o trabajo remunerado.

Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202, 59923182 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.

Gracias

Elena Vega

 

Repost 0
6 julio 2009 1 06 /07 /julio /2009 12:20

CAHARLAS LESBICAS

 

1.- ¿Que es ser lesbiana?

 

Definiré Lesbiana, como aquella persona que se vive como mujer y que puede establecer relaciones amorosas, sexuales, eróticas y/o de deseo, con otra mujer o persona que se viva como tal.

 

Esto no quiere decir en ningún momento, haber tenido relaciones sexuales con otra mujer; más que una acción, es una forma de sentir, de vivirse y habla, de las personas que nos llaman la atención o nos atraen amorosa y/o sexualmente.

 

Por ejemplo, de una mujer virgen a quien le gustan los hombres, no se duda de su heterosexualidad, pasa igual con una mujer lesbiana, puedes no tener contacto sexual alguno y ser lesbiana.

 

Pero sobre todo, lesbiana es cualquier mujer que se de tal nombre a sí misma, con esto quiero decir que nadie puede definirte, tu te defines a ti misma.

 

No se es lesbiana si en algún momento por curiosidad, o por circunstancias que se prestan, te besaste o tuviste contacto sexual con alguien del mismo sexo, es importante haber sentido genuinamente ganas, deseo, atracción o amor por una mujer.

 

Para entender con mayor profundidad el término Lesbiana es importante definir y aclarar otros conceptos como:

 

2.- Orientación sexual

Por Orientación Sexual se entiende la atracción, tanto amoroso - afectiva como física - sexual, por una persona según su sexo, solo hay 3 orientaciones sexuales, las cuales no escogemos:

 

    Heterosexual.- atracción hacia personas del otro sexo

    Homosexual.- atracción hacia personas del mismo sexo

    Bisexualidad.- atracción hacia personas sin importar su sexo

 

3.- Género

Género: es un conjunto de creencias, rasgos personales, actitudes, sentimientos, valores, conductas y actividades que diferencian al hombre de la mujer a través de un proceso de construcción social. Solo existen dos géneros, el masculino y el femenino.

 

Mencionamos esto para no con fundirnos, a veces decimos que si alguien tiene actitudes masculinas como: vestirse de pantalón, tener el cabello corto, ser ingeniera o mecánica, no tener hijos, etc. Entonces es lesbiana, pero, estas son actitudes “propias” del género masculino, podríamos decir que es una mujer masculina, pero para ser lesbiana, se requiere sentir deseo, amor, atracción o ganas por una mujer (siendo yo mujer).

 

4.- Caracteres sexuales

Físicamente puede haber 4 diferentes características sexuales, macho, hembra, hermafrodita y asexuado. Estamos acostumbradas a ver el mundo dividido entre hombres y mujeres, pero el mundo es más complejo que eso, a la luz de estos conceptos, el definir quien es lesbiana y quien no, se torna difícil. Supongamos que existen una persona hermafrodita que fue criada como mujer y le gustan las mujeres, pero al crecer descubre que es hermafrodita, ¿es lesbiana o es un hombre a quien le gustan las mujeres?, ¿tu que opinas?

 

5.- Otros conceptos relacionados que nos hacen preguntarnos: ¿Y entonces que es ser…?:

    Gay.- Este es un término que fue acuñado por personas homosexuales de los años 70 con la finalidad de auto-nombrarse de una manera no despectiva, ya que el término homosexual se vincula con persecución, enfermedad, aberración sexual, etc. El término se refiere a hombres y mujeres homosexuales. 

    Trasvesti.- es una persona que gusta de vestirse con ropa de género distinto a la asignada a su sexo, lo cual no tiene que forzosamente que estar vinculado con su identificación de género, u orientación sexual, existe gente trasvesti que es heterosexual y se siente bien identificado con sus caracteres sexuales.

    Trans-género.- Es una persona que se vive en un cuerpo equivocado, se siente y se vive como mujer (teniendo un cuerpo de hombre) o se siente y se vive como hombre (teniendo un cuerpo de mujer), adoptando las actitudes ademanes, formas de vestir y gustos con los que se sienten más identificadas o identificados.

    Transexual.- El término se refiere a una persona trans-género que ha podido llevar a cabo una transformación en su cuerpo y en su vida, que le permitan sentirse plenamente un hombre o una mujer.

    Hetero-flexible.- Algunas personas hetosexuales que han disfrutado en alguna ocasión de relaciones homosexuales(un beso, sexo oral, fantasías, un trio, sexo, enamoramiento, etc.), gustan de llamarse heteroflexibles porque se consideran más heterosexuales que homosexuales.

 

6.- Quien es el varón y quien la mujer en una relación lésbica

 

En una relación lésbica, no hay hombre alguno, porque son dos mujeres, en caso de que estuviera una mujer con otra persona que se viviera como hombre teniendo un cuerpo de mujer (con un transgénero), no estarían en una relación lésbica sino heterosexual. Y ese no es el caso de las lesbianas, todas ellas se sienten atraídas por mujeres y se identifican perfectamente con su rol de género y aceptan las características de su cuerpo sexuado sin problemas.

 

Esto es fuente de confusión sobre todo cuando una de ellas viste más femenina y la otra gusta de usar pantalones, no pintarse, traer el cabello corto etc., así se forman fantasías en las que una tiene un clítoris enorme que asemeja un pene, la realidad es que las dos son mujeres que se relacionan con otra mujer, sin cambios en sus características sexuales por ello.

 

Algunos términos que escucharas, y que pueden tener relación con esta identificación de roles:

Activa.- Se dice que eres activa cuando en una relación sexual eres tu la que besa, toca, acaricia, penetra, hace sexo oral etc. Algunas mujeres prefieren siempre o casi siempre, esta forma de dirigirse en la relación sexual, pero esto no quiere decir en ningún momento que sea el hombre de la relación, es solo una forma de comportarse durante la relación sexual.

 

Pasiva.- Se dice que eres pasiva cuando en una relación sexual eres quien es tocada, besada, acariciada, penetrada, a quién le hacen sexo oral. Lo cual no te coloca como la mujer, por que las dos son mujeres

 

Inter.- Se dice que eres inter cuando te gusta ser pasiva y activa indistintamente.

 

Hubo un tiempo en el que se exigía a las lesbianas novatas que se decidieran por algún rol en la relación y se apegaran a el, sin embargo tu eres libre de escoger la forma de relacionarte y los roles que quieras adoptar o crear para ti, las relaciones lésbicas, no tienen que ser forzosamente una copia de un matrimonio entre un hombre y una mujer, por ser dos mujeres en relación, se abren ante nosotras diferentes posibilidades de relación en la que las dos pueden ser fuertes y débiles, ser el sustento y cuidar a los niños, tener una relación abierta o ser fieles, vivir juntas o cada quien en su casa, tu decides.

 

7.- ¿Como hacen el amor las lesbianas?

 

Las lesbianas hacen todo lo que sienten deseo de hacer con la otra, entre mujeres existen muchas formas de vivir las sexualidad que no solo tienen que ver con erecciones, eyacular y penetrar, entre mujeres puede haber caricias, en todas las partes del cuerpo, sobre todo lo que más les llame al atención: abrazos, piernas entrelazadas, frotarse el clítoris con las piernas, las manos, los dedos, la cadera, la cintura etc., sexo oral, el famosos 69, penetrar a la otra con los dedos, con dildos, con la lengua, la célebre posición de la tijera en la que se frota vulva a vulva, sexo anal, ya sea acariciar, besar, o penetrar, todo depende de que le guste a la pareja.

 

Si quieres experimentar por primera vez una relación sexual con una mujer, no te dejes amedrentar por el miedo de no hacerlo bien con una mujer, temiendo que la otras si sabe y tu no, cada persona es un mundo, cada vez que estés con alguien será diferente, tendrás que aprender a estar con cada una, y ella tendrá que aprender ha estar con tigo, tu sabes más de ti y ella de si misma, confía en que te conoces lo suficiente como para pedir y hacer lo que más te guste.

 

Eso si, el orgasmo es de quien lo trabaja, no te quedes callada, habla de lo que sienes y lo que te gusta, es importante que te des un tiempo para reflexionar con tigo misma al respecto y cuando estés el la situación actúa de manera espontánea, te aseguro que sabrás que hacer.

 

8.- Que pasa con el VIH?

Las mujeres que tenemos sexo con otras mujeres, también nos podemos contagiar de VIH, no estamos exentas o estamos vacunadas,  aunque es verdad que corremos menor riesgo de contagio, es mejor cuidar nuestro hermoso cuerpo y nuestra salud, por ello es importante que tengas algunas precauciones al respecto,  sobre ten cuidado con actividades de riesgo como: no compartiendo jeringas, utilizando condón cuándo tengamos sexo con hombres, tener cuidado en las transfusiones de sangre, operaciones, inseminaciones ratifícales, dentista, pactos de sangre etc.

Por otro lado, no penetres a tu pareja y con el mismo dedo, mano, dildo, vibrador, te penetres a ti misma, porque de esta manera es muy probable contagiarse de cualquier virus o bacteria que se encuentre en los fluidos de la otra, usa condón si vas a penetrar y deséchalo antes de volver ha penetrar a otra persona o a ti misma, aún y cuando el sexo oral entre mujeres es una práctica de menor riesgo que una penetración vaginal o anal, si tiene riesgo, así que usa una barrera para hacerlo, existen condones especiales para ello o coloca una barrera plástica.

 

Recopilación Elena Vega Ortega

 

 

CUESTIONARIO

 

¿Como se si soy lesbiana?

 

Esa es una pregunta que tienes que contestarte tu, nadie más te conoce tanto y tan íntimamente como tu a ti misma, pero te damos algunos tips que le han servido a otras  mujeres que han pasado por tu misma situación:

 

Se sincera al contestar las siguientes preguntas, recuerda que nadie sabrá las respuestas, solo son para ti.

 

C     ¿Alguna vez te ha pasado que pierdes la concentración por ver a una mujer?

 

C     ¿Alguna vez has sentido mariposas en el estómago y nerviosismo antes de ver a una mujer con la que te citaste y este nerviosismo no era por otra cosa que por su presencia?

 

C     ¿Te has enamorado de una mujer?

 

C     ¿Te gusta ver mujeres desnudas y esto te excita?

 

C     ¿Alguna vez te besaste con una mujer y te excitaste más que con un hombre?

 

C     ¿Has tenido sueños eróticos con mujeres?

 

C     ¿Te has sorprendido a ti misma pensando en tocar y acariciar a una mujer?

 

C     ¿Has tenido relaciones sexuales con hombres y con mujeres y siempre disfrutas más estar con una mujer?

 

C     ¿Has salido con hombres y con mujeres en plan de noviazgo y siempre te llevas mejor con las mujeres?

 

C     ¿Nunca te has involucrado en serio con un hombre, y aunque no has tenido novia, te enamoras fácilmente de amigas, maestras, vecinas etc.?

 

 

Repost 0

Presentación

  • : El blog de D.M.E. A.C.
  • El blog de D.M.E. A.C.
  • : Es una espacio donde puedes obtener información sobre Psicoterapia, individual y de pareja y terapia de constelaciones familiares, diriguida a mujeres y a la comunidad de diversidad sexual
  • Contacto

Enlaces