Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
22 junio 2019 6 22 /06 /junio /2019 13:57
REPORTE DE UN CASO DE CELOS

REPORTE DE UN CASO DE CELOS

POR: ELENA VEGA

El presente es un reporte de caso, no es una investigación rigurosa, como se simula más adelante, se escribió así para ser una muestra de trabajo de metodología de la investigación, algunas partes del caso que se cuenta fueron cambiadas para salvaguardar la identidad y aspectos íntimos del caso, siendo un ejercicio metodológico somero, resultó ser interesante y lleno de información útil que vale la pena revisar y reflexionar, por lo que lo comparto. En la introducción se habla de las particularidades del caso y anexo ideas de ejercicios por aplicar.

Gracias

Elena

 

Tabla de contenido

1.      Introducción. 2

2.      Antecedentes. 3

1.      Celos. 3

2.      Confianza. 3

3.      Familiares de sobrevivientes de abuso sexual 4

4.      Ciclo de la familia. 5

5.      ¿Qué es la Psicoterapia Ericksoniana?. 6

3.      Marco teórico Personal 7

4.      Metodología. 8

a.      Planteamiento Del Problema. 8

b.      Pregunta De Investigación. 8

c.      Tipo De Investigación. 8

d.      Sujeto De Estudio. 8

e.      Escenario. 8

f.       Hipótesis. 8

g.      Variables. 8

h.      Objetivo General 9

i.       Objetivos Particulares. 9

j.       Criterios De Inclusión. 9

k.      Criterios De Exclusión. 9

l.       Instrumentos. 9

m.         Procedimiento. 9

n.      Tabla de Contenido. 10

Desarrollo de habilidades para digerir emociones. 10

5.      Desarrollo de las sesiones. 10

a.      Primera sesión. 11

b.      Segunda sesión. 11

c.      Tercera sesión. 12

d.      Cuarta sesión. 13

e.      Quinta sesión. 13

6.      Conclusiones. 14

7.      Anexos. 14

a.      Reporte de ejercicios. 14

 

 

REPORTE DE UN CASO DE CELOS

  1. Introducción

Durante la práctica clínica, he podido ser testigo de la vida de muchas personas, a veces es sólo un vistazo a su experiencia de vida, en otras ocasiones, en otras ocasiones he podido presenciar cambios que suceden frente a mí, que cambian para siempre la vida de una persona, una familia, una pareja.

Algunas historias se quedan tan gravadas en la memoria, debido al gran aprendizaje que supone para todas las personas involucradas, sobre todo para quien está en la función de terapeuta, estas historias y sus procesos podrían quedarse como tesoros en la remembranza de quienes lo vivieron, pero también pueden ser compartidas con otras personas y la experiencia ser enriquecedor para otros.

Este es el objetivo del siguiente trabajo, el análisis y reporte de una experiencia de terapia. Iniciando con el planteamiento del caso, analizado más tarde desde algunos conceptos que esclarecen el caso y nos aportan ideas de atención terapéutica en casos similares.

La pareja que nos presta algunos detalles de su historia en quienes versa el trabajo, les llamaremos Juana y Salomón.

Quien contacta el servicio de terapia fue Juana, del otro lado del teléfono ella sonaba angustiada y tímida, se trata de una pareja de mediana edad, 35 años Juana y 36 Salomón, se conocieron en la universidad, ella es licenciada en Psicología y él Licenciado en contabilidad, en ese momento llevaban casados 12 años juntos, con dos hijos, uno de 5 años y otro de 7 años.

Siendo un caso de pareja que como problemática principal era “los celos”, no me imaginé que se transformaría en una situación que trataba de dos padres que cargaban con culpa, tristeza, preocupación y enojo debido al abuso sexual que su hijo mayor sufrió a los 4 años.

 

  1. Antecedentes
    1. Celos

Existen varias acepciones de la palabra celos, por ejemplo significa envidia de los logros del otro, cuidado o interés en realizar una actividad, excitación sexual de los animales. Pero la acepción de celos que nos interesa es:

Sentimiento de sospecha y posesión, que despierta el amor egoísta hacia otra persona: celos del marido, estar presa de celos, morir de celos, dar celos

 

Sentimiento de temor y molestia que despierta el gozo o la mayor suerte de otra persona: tener celos de un colega (El Colegio de México, A.C., 2019)

En este caso que planteo sospecha de infidelidad o de engaño por parte de la persona amada.

Cuando hablamos de celos, viene varias perspectivas de abordaje terapéutico de manera inmediata, por ejemplo, seguridad o autoestima, experiencias pasadas que llevaron a un miedo constante de ser traicionado o de perder el amor de la persona, una necesidad constante de atención casi infantil, parecida a no haber superado la temprana etapa de competir por la atención de mamá.

Por otro lado los celos podría estar directamente relacionados al  deseo reprimido de ser y quien traicione o se involucre con a alguien más fuera de la relación de pareja, deseo que  es proyectado como si perteneciera a la otra persona, con el mismo principio, si yo engaño, podría creer debido a una proyección, que entonces los demás hacen lo mismo y los celos me invaden.

Pero un tema que no llega a la mente con rapidez es que los celos sean un fenómeno que encubre otro problema mayor, uno que la persona prefiere no mirar o que le rebasa.

Que es justo lo que sucedió en este caso, además de inseguridad y proyección, se descubrió un gran dolor que ambos padres cargaban y no habían podido resolverlo, la sospecha de abuso a su hijo mayor cuando éste era tan pequeño que no pudo explicar con palabras claras lo que había sucedido o quien lo había hecho. Así que los celos eran un síntoma para desviar la atención de aquello que pasó pero aparente mente no tenía solución, porque nada había pasado, pero que tuvo grandes consecuencias para ambos.

Por ello durante las sesiones, se dedicaron varias sesiones a este tema, nombrarlo, decidir que hacer con ello, sanar heridas, y tener un nuevo acomodo.

    1. Confianza

En general cuando una pareja busca terapia debido a los celo, el objetivo que se plantea es volver a construir la confianza o construirla desde el principio.

Al respecto Luis Macías B (2010) en su Libro la dinámica del amor, nos comenta que:

“La confianza es la entidad que está entre la fe y la creencia; y es el resultado de dos condiciones: la disposición y el conocimiento. E orden de ideas, la fe es la máxima de la seguridad del alma, no es creer en algo, sino saber de cierto algo; y siempre el mejor referente es la fe que se tenga en Dios;… … es más mucho más que solo creer en él. Por esta razón pocas veces podemos tener fe en una persona, y no es mala intención, sino que las personas son cambiantes y finitas, dios no lo es, la creencia es la voluntad de dar por cierto algo aún sin comprobarlo, esto significa que se está expuesto y dispuesto a creer en las mentiras, porque la creencia es en sí misma es un acto de buena voluntad, que sin embrago siempre está a condición de ser tanto como cierto o falso… … finalmente la confianza, que es aquello que sobrepasa los límites de la creencia  pero nunca lleva a verdadera fe. En el amor no basta creer que el otro está, pero tampoco se puede afirmar completamente todo el tiempo”.

Podemos decir que se trata de un cambio de creencias que lleven a la confianza y la voluntad de elegir que el otro dice la verdad, aunque sabemos que podría ser mentira. Que es lo mismo que hacemos cuando construimos planes, creemos en la posibilidad de que se concreten, aunque no tenemos la seguridad absoluta de que sucedan al como los planeamos.

Por ello durante las intervenciones se instará a la pareja a desarrollar esta confianza uno en el otro fortaleciendo la creencia de la buena voluntad del otro, la buena intención de estar y de amar.

    1. Familiares de sobrevivientes de abuso sexual

En el artículo “Culpa o responsabilidad: terapia con madres de Niñas y Niños que han Sufrido Abuso Sexual” (Martínez, 2006) se mencionan algunos aspectos importantes referentes a los pares de niños que han sufrido abuso sexual que se relacionan directamente con el caso que estamos revisando, Sincler y Martínez enuncian lo siguiente:

“La literatura tradicional sobre el tema ha predominado una visión culpabilizadora de la madre respecto al abuso sufrido por su hijo o hija, especialmente si éste ha sido cometido por el padre o padrastro (Carter, 1999; Gavey, Florence, Pezaro & Tan, 1990; Schonberg, 1992; Womack, Miller & Lassiter, 1999).

En concordancia con ello, los esfuerzos se dirigen a dilucidar cuál ha sido su rol en la ocurrencia del mismo, realizándose afirmaciones relativas a que ella es cómplice del abusador, sabe del abuso y no ha hecho nada para detenerlo, ha facilitado el abuso por presentar actitudes poco protectoras o negligentes, por no mantener vida sexual con el padre abusador o, simplemente, por ser pasiva, sumisa o dependiente (Martínez, 1996).

Dichas afirmaciones constituyen generalizaciones a partir de investigaciones con grupos pequeños o bien apreciaciones clínicas con escaso fundamento empírico que contribuyen a una visión estereotipada acerca de la madre (Womack et al., 1999). Por tanto, conllevan el riesgo de reforzar mitos y prejuicios sociales que introducen sesgos en la práctica de investigadores y terapeutas”.

Al tener acceso a esta visión, la actitud de Juana y Salomón adquieren sentido, debido a esta visión estereotipada sobre la función de las madres en el abuso, o de los padres no abusadores, Juana estaba llena de culpa, sintiendo que fue negligente en el cuidado de su hijo, y desde ese momento dejó de tener contacto con otras personas, más que con su esposo, cuidando a sus hijos tiempo completo.

En el caso de Salomón su actitud era más de impotencia por no haber podido hacer nada cuando ocurrió, pero mucho más por sentirse sin posibilidades de exigir justicia o reparación.

La situación era complicada porque no existían pruebas, solo la intuición de que lago había pasado, desalentada por una psicóloga, la sospecha de por lo menos dos personas de diferentes espacios la escuela del niño y la casa de un familiar que solía cuidarle.

    1. Ciclo de la familia

Un punto importante del caso que estamos revisando es la etapa de la familia en la que la pareja se encontraba y hacer una revisión de la pareja desde el ciclo de vida de la familia nos da una forma diferente de acercamiento y de intervención, citando a

El Dr. Lauro Estrada autor del libro “el ciclo de vital de la familia” (Inda, 1988) divide en seis fases que son: El desprendimiento, el encuentro, los hijos, la adolescencia, el reencuentro, la vejez y la muerte.

En estas fases se da una interacción constante en las siguientes áreas: Área de identidad, en la que se realiza una constante reorientación interpersonal que se da en el medio familiar que es donde se desarrolla la personalidad de los individuos, área de la sexualidad, área de la economía, área del fortalecimiento del yo,  aquí la pareja debe aprender a ser individual pero también saber recibir a poyo.

El autor sigue explicando que en la etapa de los hijos, los padres y a la relación se transforman, ya que la pareja necesitan estar preparada en varios planos entre ellas: el área emocional, con el espacio físico adecuado y un cambio en la relación, es decir las reglas con que se regía la pareja:

Durante esta etapa de los hijos el reto en el área de identidad es que la pareja necesita nuevos soportes para su relación emocional con el hijo, así como apoyo mutuo para no perder el anclaje emocional de ambos al enfrentar la aparición del nuevo ser. Suele suceder que la madre se relaciona con el hijo de una manera muy simbiótica por lo que el padre se siente desplazado.

Cuando esto sucede la comunicación de la pareja suele dañarse y la relación de pareja entra en conflicto, generalmente en esta fase se dan las infidelidades del cónyuge desplazado, es necesario reforzar su relación de pareja.

Con respecto al área sexual, se centra en la planificación, pero a veces puede pasar que se disminuye la actividad debido al cansancio y todas las reestructuraciones de la pareja, y en otros casos, la identidad cambia a ser madre o padre y eso cohíbe a algunas personas en la actividad sexual.

La relación también cambia porque puede ser que la pareja se centre en tener estabilidad y capacidad de responsabilidad para responder a las demandas de seguridad que requieren los hijos como son casa, vestido etc.

En el área del fortalecimiento del yo, es necesario tener la disponibilidad de darse mutuo apoyo en los roles de padre y madre, al grado de compartir los roles, también es necesario mantener cada cual su individualidad y su identidad expresándola y protegiéndose mutuamente.

Al tener esta lectura de la etapa de vida de esta familia, nos puede esclarecer algunas situaciones por ejemplo, el porqué de la aparición de los celos como un síntoma de lo que pasaba a esta familia y no otro síntoma.

Pero también la profunda herida sobre todo en esta etapa en la que la pareja está vulnerable debido a los cambios, que ésta etapa representa y también por el objetivo que tiene, que es el cuidado de los infantes, lo cual transforma y debilita otras áreas de la pareja como la intimidad, la sexualidad, el cansancio etc.

Si tomamos en cuenta esto, al ser lastimado uno de los menores en esta etapa, fue necesario, un síntoma que diera protección absoluta a los menores, a costa de la pareja, y de los padres como individuos, ella dejó de salir de la casa, y él era castigado por no estar para proteger, pero para sobrevivir tenía que trabajar.

 

    1. ¿Qué es la Psicoterapia Ericksoniana?

En el artículo terapia ericksoniana: algunas de sus características teórico-metodológicas más importantes (Jaime Montalvo, 2003) definen la terapia ericksoniana de la siguiente manera:

“Este enfoque terapéutico obviamente surge de los trabajos de Milton H. Erickson, psicólogo y psiquiatra estadounidense, conocido más por su labor en el campo de la hipnosis en un principio, y actualmente reconocido como uno de los personajes más influyentes en el campo general de la terapia y en particular en la terapia familiar sistémica. Gracias a autores tales como Haley (1991); O'Hanlon (1993); Rosen (1991), y Zeig (1992), el trabajo terepéutico de Erickson se ha empezado a difundir de una manera considerable, cada uno de ellos resalta lo que a su juicio caracterizaba el trabajo del Dr. Erickson”

Por lo general se puede decir que el Dr. Erickson desarrollo técnicas que dieron origen a varias escuelas psicoterapéuticas, por ejemplo la terapia estratégica, la terapia breve, la terapia centrada en soluciones, la PNL, entre otras y su influencia está extendida en otras corrientes terapéuticas.

Pero podríamos decir que para ser nombrada una terapia como ericksoniana tendría que estar presentes por lo menos dos características, el trabajo con hipnosis y que ésta fuera natural (hipnosis natural), diferenciándose de la hipnosis clásica.

Algunos autores afirman que la terapia ericksoniana en sí la hipnosis es una forma de comunicación especial en la que comunicas de manera densa y efectiva de tal manera que hay cambios en la persona.

En este trabajo se habla de terapia ericksoniana basada en la sabiduría universal, técnica desarrollada por la Dra. Teresa Robles en el libro Manual De Grupo Para Aprender A Manejar El Estrés (Robles, 2014) explica sobre esta técnica lo siguiente:

“Sabías que de la misma manera que en cada partecita de ti esta tu ADN y por lo tanto toda la información sobre ti, la física cuántica propone que toda la información del Universo se encuentra en cada una de sus partes y como tú eres una parte del universo y yo también, toda la información de Universo está dentro de ti, adentro de mí.

Adentro de mí, como parte del Universo, está la información de todos los tiempos, la misma que en un granito de arena, en una gota de agua, en el mar completo, en el sol, la luna, las estrellas y en el universo todo, y como es la misma información en todas partes, la llamo sabiduría Universal”.

La idea principal es imaginar a la sabiduría universal que tú eres, usando las técnicas del Dr. Erickson sobre los estados amplificados de consciencia y la sabiduría universal, la intervención terapéutica es efectiva y amable con la persona en consulta.

  1. Marco teórico Personal

La atención de parejas que presenta casos celos como problemática principal, debería ser revisado desde varias perspectivas que no solo tuvieran que ver con la fidelidad, confianza, autoestima, después del presente trabajo se insta a quienes trabaje con parejas que sufren de celos, revisen el problema desde otras perspectivas.

Sobre todo cuando la aparición de los celos tiene una fecha de inicio y antes de esta fecha o este momento la pareja tenía una buena relación y a partir de una época o evento  fue deteriorándose.

La imposibilidad de solución de problemas familiares, puede provocar conflictos específicos en la pareja cuya función es dar una solución temporal al problema, aunque ésta sea dolorosa, como los celos.

por supuesto ese antes y después pude estar directamente relacionado a que una de las dos personas tuvo una relación fuera del matrimonio, pero la intención es también explorar o trabajar con otras situaciones como:

Secretos en la familia, una situación de pérdida de trabajo, muerte, violación o abuso sexual, violencia, robo, pérdida del status de la familia, el diagnóstico de una enfermedad crónica en uno de los miembros de la familia.

Podría ser algo que pasó a toda la familia o algo que le pasó uno de sus miembros, por ejemplo recuerdo a una familia que sufrió la pérdida de privilegios debido a que el padre perdió su empleo, tuvieron que cambiar de domicilio y de trabajo, el padre se deprimió y a partir de ese momento aparecieron los celos combinados con violencia y aislamiento, los celos habían estado presentes siempre, pero no con ese grado de violencia.

Algunos otros aspectos a revisar son las etapas de la familia, en este caso el echo de que fuera una familia con hijos pequeños fue una parte importante para que la situación se desarrollara hacia los celos.

  1. Metodología
    1. Planteamiento Del Problema    

Un problema frecuente en las parejas son los celos, aplicando técnicas terapéuticas ericksonianas a una pareja que sufre de celos, espero que desarrollen habilidades y herramientas para resolver problemas familiares e internos.

    1. Pregunta De Investigación   

¿Puede la psicoterapia ericksonaina apoyar en la resolución de los celos en una pareja?

    1. Tipo De Investigación     

Cualitativa, investigación acción 

    1. Sujeto De Estudio 

Pareja de entre 35 y 36 años, con hijos pequeños (7 y 5 años) cuya problemática sean los celos.

    1. Escenario

Consultorio privado, ubicado en Ciudad de México.

    1. Hipótesis

Si se aplican técnicas terapéuticas ericksonianas en una pareja que presenta celos, entonces desarrollan herramientas para resolver problemas personales y familiares.

    1. Variables

Independiente: Técnicas terapéuticas ericksonianas

Dependiente: Celos

    1. Objetivo General   

Desarrollo de herramientas para resolver problemas personales y familiares con técnicas terapéuticas ericksonianas

    1. Objetivos Particulares     
      1. Desarrollo de habilidades para digerir emociones
      2. Desarrollo de habilidades de confianza en sí mismos
      3. Desarrollo en la confianza en el otro
      4. Desarrollo de habilidades para fortalecer la auto responsabilidad del bienestar
      5. Desarrollo de habilidades de comunicación efectiva
      6. Desarrollo de habilidades para toma de decisiones

 

    1. Criterios De Inclusión
      1. Pareja
      2. Principal problemática celos
      3. Hijos pequeños

 

    1. Criterios De Exclusión

Menores o mayores de 34 y 35

Solteros

Sin hijos

Que su principal problemática no sean los celos

    1. Instrumentos   

Diario de campo

    1. Procedimiento 

5 sesiones de 2 horas una vez a la semana, se tomaron notas sobre las sesiones.

    1. Tabla de Contenido

 

Tema

Objetivo

Ejercicios

1.

 

Poder personal, confinaza en si misma empoderamiento

 

Desarrollo de confianza en sí mismo

 

 

a. Sabiduría Universal

 

2.

 

Emociones

 

Desarrollo de habilidades para digerir emociones

 

 

a. Siento pienso actuó

b. Digerir emociones

c. Quedar en paz

 

3.

 

Comunicación efectiva

 

Desarrollo de habilidades de comunicación efectiva

 

a. lista de quejas

b. comunicación eficiente

c. ensayo de comunicar lo doloroso

 

4.

 

Confianza en el toro

 

Desarrollo en la confianza en el otro

 

a. ejercicio de confianza

b. ejercicio de confianza y desconfianza

c. Heridas

 

5.

 

Responsabilidad del bienestar

 

Desarrollo de habilidades para fortalecer la auto responsabilidad del bienestar

 

 

a. Para aprender a quererse incondicionalmente

6.

 

Decidir

 

Desarrollo de habilidades para toma de decisiones

 

 

a. Ensayo a futuro

 

  1. Desarrollo de las sesiones

 

    1. Primera sesión

Ambos llegaron siendo amables y cariñosos uno con el otro, diciendo que estaban buscando ayuda porque se amaban y querían estar juntos, entonces comentaron su problema, Jana era extremadamente celosa, celos que estaban haciendo de la vida en familia un infierno.

Ella se dedicaba a cuidar a los niños y él era quien trabajaba para mantener la casa y debido a su trabajo visitaba clientes y todo el día permanecía en la calle con poca posibilidad de comunicarse con ella, lo cual era origen de muchas peleas.

Ella exigía que él le hablara cada vez que llegaba con un nuevo cliente o al llegar a la oficina, al subir al auto y a la hora de la comida, llevaba un control del tiempo que hacía de un lugar a otro y si se tardaba en llamar o no podía comunicarse, había una discusión y el castigo por llegar tarde a casa, 15 minutos, 20 minutos, media hora, era quedarse afuera sin posibilidades de entrar a dormir a la casa.

Esta situación llevaba 3 años, Se trabajaron las emociones de ese momento y las emociones que vivieron durante los años anteriores, a través de imaginar esas emociones como un color y ´que este fluyeran, expresándose.

Se habló de un ejercicio que podían hacer por su cuenta, detectando primero sus sensaciones, las emociones que podrían estar ligadas a esas sensaciones, e imaginarlas como un color que fluye, y no actuarlas de inmediato, reflexionarlas, y decidir qué acción llevar a cabo después.

Se hizo un encuadre de cuantas sesiones, el horario, el objetivo de la terapia y se pidió a ambos que antes de discutir, escribieran sus quejas y si era posible llevaran las quejas a la sesión, dándoles un lugar y una duración.

 

    1. Segunda sesión

Juana llegó diciendo que estaba enojada, traía un cuaderno con todas las quejas que había escrito, comentó que había sido muy difícil guardarse todas sus ideas y opiniones y que sentía que explotaría.

Salomón comentó que se vía irritada todo el tiempo, que le preguntó varias veces que le molestaba pero ella se negó a decir y que la situación mejoró mucho para él, pero la veía sufrir.

Se le pidió hablar de su lista, y comentó cosas como cerrar la mayonesa, bajar la tapa del baño, sacar al perro, olvidar el pan, etc.

Se habló del derecho de pedir, enojarse, situaciones de la vida cotidiana y las que causan dolor o hieren al otro, se habló de la manera de pedir, y el manejo de emociones antes de hablar de lo que enoja.

Se hizo un ejercicio primero diciendo lo que más disgustó de la lista en el cuaderno. Después se hizo un ejercicio para digerir emociones, para luego comentar nuevamente lo que molestó y notar la diferencia. Ambos hicieron el ejercicio.

Se hizo otro ejercicio primero imaginar quejarse con toda intensidad, después tener un objetivo ¿qué quiero lograr? y escribirlo, ¿qué hizo el otro bien y qué le agradezco?, y después se hizo un ensayo.

También se trabajó el ver la buena voluntad del otro, o el amor en el otro, trabajando en la confianza de la buena intención del otro para estar en la relación. Primero en la imaginación (sanando heridas y emociones atoradas en la confianza) y luego diciéndolo uno al otro viéndose a los ojos. Así como un ejercicio sobre la confianza y la desconfianza.

Se dejó como tarea practicar digerir emociones antes de hablar o exigir algo y recordar la buena voluntad del otro

 

    1.       Tercera sesión

Juana pidió entrar a la sesión primero, habló de cómo se sentía en la casa, cuidando a los niños, aislada y sola, comentó que dejó su carrera 4 años atrás cuando su hijo mayor era pequeño y necesitaba atención, y fue mucho más difícil cuando se embarazó de su segundo hijo, al nacer el pequeño fue realmente cansado y desgastante.

Se habló de la responsabilidad del bienestar. Entonces hablo del miedo que le daba dejar a sus hijos solos, o cual algún pariente, porque tenía la duda de si su hijo mayor había sido abusado sexualmente en esa época. Y de lo culpable que se sentía por lo que creía había pasado y debido a eso se había encerrado con sus dos hijos en la casa. La pareja no había hablado de esto.

Se unió a la conversación Salomón, y plantearon el problema uno frente al otro, fue muy emotivo para ellos y platicaron sobre la situación, de la duda, porque cuando sucedió la psicóloga con la que fueron les dijo que no había pasado nada aunque, el médico no dio un diagnóstico claro y su hijo no tenía suficiente vocabulario para aclarar que había pasado.

Tenían dos sospechas un señor en la escuela de su hijo, o el esposo de la hermana de Juana.

Se habló de las alternativas y las soluciones que estaban a su alcance ahora por ejemplo ir a un espacio especializado en sobrevivientes de abuso sexual (ADIVAC),  se hizo un ejercicio para la responsabilidad de mi bienestar, para sanar heridas y digerir emociones de aquel evento.

Se hizo un ejercicio de confianza en comunicar al otro lo que podría ser doloroso, y se habló de para que habían servido hasta ese momento los celos: Una forma de Juana de estar enterada de lo que pasaba afuera, Una forma de desviar la atención de lo que causaba dolor, Una forma de regular las emociones atoradas, Pero que ahora tenían otras herramientas para enfrentar las emociones, el dolor y podían tomar decisiones individuales y como pareja para cambiar la situación actual.

 

    1. Cuarta sesión

La pareja llegó muy consternada, hablaron con su hijo mayor nuevamente sobre lo que pasó y esta vez, con más habilidades para comunicar, les comentó que quien lo había lastimado había sido el esposo de la hermana de Juana.

 Estaban muy enojados, indignados con el abusador, con ellos por haber permitido la convivencia en reuniones familiares, con la familia y la hermana porque en su momento comentaron sus sospechas con la familia y nadie hizo nada  y la pregunta en ese momento era: ¿qué hacemos?

Se hizo un ejercicio para quedar en paz con el abusador, la hermana, con la familia y con ellos mismos.

Se hablaron de las opciones que tenían por delante, demandar, confrontar a la familia y hablar abiertamente de lo que pasó, hablarlo con la familia y poner límites saludables entre ellos y la familia, sólo poner una distancia saludable entre ellos y la familia, sólo confrontar al abusador y advertir a la hermana de Juana que tiene por su cuenta hijos pequeños, solo advertirle.

Se hicieron algunos ensayos a futuro con las opciones y ellos decidieron con cual se sentían más cómodos.

Escogieron sólo poner una distancia saludable entre ellos y la familia, porque querían primero estar fuertes como pareja y como familia, pedir ayuda especializada y estar bien ellos sin más dificultades. Además ya había hablado de lo que pasó años antes y no veían motivo para volver a hacerlo. Ya tenían cita en ADIVAC (1), y eso les hacía sentir más fuertes y cómodos.

 

(1) Dirección: Salvador Díaz Mirón 140, Santa María La Ribera, Cuauhtémoc, Ciudad de México, DF, México. Entre Sabino y Naranjo, a dos calles de la alameda de Santa María. Teléfonos: 5682 7969, 5547 8639. Fax 5543 4700  Correo electrónico: adivac@adivac.org

 

 

    1. Quinta sesión

Esta fue la última sesión, Juana y Salomón se sentían mucho más relajados y unidos, las discusiones por celos habían disminuido mucho, no se había vuelto a presentar que se quedara salomón a fuera de su casa.

Se despidieron de la terapia, platicando de los nuevos proyectos de la familia, entre ellos Juana volvería a estudiar y tenía planeado trabajar en el futuro, cuando su hijo menor entrara a la primaria es decir en un año más o menos.

Se les sugirió hacer citas como si fueran novios, incluso en la casa, o en algún lugar cercano a casa, ante lo cual hubo una oposición, debido a que no había nadie de confianza con quien dejar a los niños, pero decidieron tener citas en casa y por teléfono.

Se hizo un ejercicio de ensayo a futuro y recuento de las nuevas herramientas.

Se dejó abierta la posibilidad de regresar a sesión si así lo necesitaban.

  1. Conclusiones

Podemos concluir que la intervención terapéutica ericksoniana puede ser de utilidad en caso de celos, mi intención no es decir que sea la única o la mejor forma de hacer terapia, es solo una manera de hacerlo, debido a que la terapia es más trabajo, disposición y acciones de la persona que viene a la terapia que del terapeuta.

Mi intención es el análisis de este caso desde la teoría, que nos lleva a descubrir niveles o formas de intervención que se nos pasan por alto debido a que a veces como terapeutas correos detrás de la demanda explícita del paciente, pero la terapia es un trabajo que te trae sorpresas, y pone a prueba tu creatividad y tu agilidad mental y emocional todo el tiempo.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : El blog de D.M.E. A.C.
  • : Es una espacio donde puedes obtener información sobre Psicoterapia, individual y de pareja y terapia de constelaciones familiares, diriguida a mujeres y a la comunidad de diversidad sexual
  • Contacto

Enlaces